Diario 1588

Aquí comienza la historia

Deportes / Otros Deportes

Pulveriza todos los records

Martes, 09 septiembre 2014

El interminable Horacio Gómez, volvió a batir récords nacionales y sudamericanos en el reciente Torneo Argentino de Potencia que se llevó a cabo en Bahía Blanca (Buenos Aires). Pilo Gómez, con sus 51 años a cuesta, conquistó su vigesimosexto campeonato nacional en su extensa carrera dentro del powerlifting (levantamiento de potencia), a los que se suman siete torneos sudamericanos, dos panamericanos y un mundial juvenil, convirtiéndose así, en el deportista que más consagraciones logró en la historia de la provincia. Este último fin de semana, en la categoría Máster 2 hasta 120 kilos de peso corporal, tiró una marca total de 830 kilos: sentadilla 350 kilos, 195 kilos en banco plano y 290 en despegue.
Sin apoyo económico oficial (el gobierno gasta millones en otras actividades), Gómez siempre se vio privado de competir en los mundiales de la especialidad, que casi siempre se desarrollan en Europa. Este año la sede será París. Los kilos que mueve en la actualidad, lo ubicarían a Gómez de antemano en el podio del mundial a desarrollarse en tierra francesa. Hay una iniciativa en el Concejo Deliberante capitalino para declararlo ciudadano ilustre de Corrientes.
De figura seria, con imagen de tosco y de poca paciencia, Pilo entrena todas las semanas de su vida, en horario matutino, en el gimnasio del Club de Regatas. En más de una oportunidad representó a la institución remera, la que paradójicamente nunca le otorgó el máximo galardón: el “Regatas de Oro”.
Una vez más tuvo el solitario apoyo del vicegobernador Gustavo Canteros y de un puñado de amigos para una competencia más en su vida. Pilo Gómez, ya dejó de ser solamente un ejemplo para los jóvenes, para convertirse también de los adultos, aquellos que peinan canas y se aferran al deporte. En una oportunidad el periodista Carlos Simón (Radio Dos), llamó a los atletas correntinos del powerlifting, como los campeones del silencio. Seguramente Gómez regresará en silencio, pero con otra presea dorada que albergará su poblada vitrina de trofeos.

Compartir