Diario 1588

Aquí comienza la historia

Politica

Por orden de Colombi se inició la persecución judicial a Cemborain

Domingo, 12 noviembre 2017

La orden de Colombi

Se inició la persecución judicial a Cemborain

Ricardo Colombi ordenó al Fiscal Andrés Casarrubia cazar a Víctor Cemborain. La idea, acusarlo de malversación fondos provocando posteriormente su procesamiento con el objetivo final de una condena que derivaría en su inhabilitación para ejercer cargos públicos. No hay dudas que Colombi y los suyos no se toman demasiado tiempo en ejecutar sus persecuciones judiciales. La estrategia para proscribirlo electoralmente, también fue delineada con paciencia pero sin demora. El resultado fue positivo, aunque no alcanzó para ganarle los comicios el último 8 de octubre. El por ahora mandatario provincial aseguraba que ECO-Cambiemos los superaría por 2.000 sufragios, pero terminó perdiendo por 8.000 votos.
Hoy por hoy, Cemboraín se ha convertido en el adversario más taquillero de la oposición por encima del propio Camau Espínola. Es quien le provocaría dos derrotas consecutivas y contundentes al radicalismo en la tierra de Colombi, cuando el ex medallista olímpico cayó en ambas compulsas con el Frente oficialista.
El brazo ejecutor de esta persecución judicial en ciernes, es el propio Concejo Deliberante de Mercedes. A través de la rendición presupuestaria de dos años atrás (2015) se intentaría hallar algún resquicio irregular, apoyado en el Tribunal de Cuentas de la localidad actualmente controlado por el radicalismo, para que Casarrubia lo impute a Cemborain. Y allí comenzaría la historia.
Años atrás el Tribunal de Cuentas de Mercedes extravió rendiciones de recursos nacionales que había recibido el municipio, que luego tuvieron que reconstruirse. Ahora existen dudas por la posibilidad que adultere documentos presentados por la comuna, con el objetivo de inculpar al jefe comunal. Un dato no menor: alguna vez el entonces intendente Jorge Molina retiró 150.000 pesos de las arcas del municipio dejando como comprobante un simple recorte de papel escrito a mano. Justificaba la utilización de ese dinero que jamás tuvo un solo comprobante de gastos, los festejos por el aniversario de la ciudad. El polémico órgano de fiscalización contable, terminaría avalando el precario manuscrito de Molina. Hubo una denuncia ante la justicia, pero como es costumbre cuando se lo acusa a un funcionario radical, el expediente penal no caminó.
CONCEJO Y NUMEROS

En el cuerpo deliberativo mercedeño hay una ajustada mayoría de la oposición (6 a 5), a partir del próximo 10 de diciembre estos números cambiarían radicalmente. El oficialismo liderado por Elvira Sánchez, jefa comunal electa y esposa de Cemboraín, mandaría en el legislativo municipal con 7 concejales contra solo 4 de la oposición. La embestida contra el intendente saliente debía darse antes de esa fecha, tanto que el último jueves se convocó a una sesión especial (extraordinaria) donde aprobaron el envío de documentos requeridos para una investigación sobre las finanzas comunales 2015.

“Sucede que a las 11.20 entró un oficio de la Fiscalía que nos requería la documentación referente a la ejecución presupuestaria 2015 del Municipio. Y para remitir esa información que está en el Concejo, se requiere el acuerdo de la mayoría de los integrantes. Por eso, convoqué a una extraordinaria, cumpliendo con las cuatro horas de anticipación establecida por la legislación vigente”, explicó el presidente del legislativo mercedeño, Daniel Ansola a la prensa escrita.
Según Daniel Ansola (Presidente del Concejo) por seis votos contra cuatro se rechazó la ejecución presupuestaria municipal del 2015 por una serie de cuestiones que no estarían rendidas conforme a la legislación y que fueron especificadas en el informe que emitió el Tribunal de Cuentas para fundamentar por qué no las avaló. Y en base a ello planteamos ante la Fiscalía que investiguen”. Asimismo acotó, que “no acusamos a nadie. Simplemente considerando que hay numerosas objeciones a los balances citados, pedimos que sea la Justicia quien investigue si existió o no alguna anomalía en la administración de los recursos municipales”.
En realidad, no es la justicia la que debe fiscalizar las cuentas municipales, sino el propio Tribunal de Cuentas. Si las actuaciones serán giradas a la Fiscalía, es porque se armó un andamiaje penal para acusar a Cemboraín, quien ya dejará de ser intendente el 10 de diciembre. El ministerio público no puede realizar las funciones de otros organismos del Estado, más aún, ante la cantidad de expedientes que procesa por las actividades delictivas generadas por la creciente inseguridad. Casarrubia tiene la orden de Colombi y debe cumplirla, como la mayoría de los jueces y fiscales del Poder Judicial de Corrientes, también obedecen a quien los designó en el cargo.
La procesión

La figura del actual intendente de Mercedes va en franco crecimiento, tanto que desde que concluyeron las elecciones del 8 de octubre hay una incesante procesión de dirigentes peronistas hacia la localidad del Paiubre. Eso molesta y bastante, no solo a Ricardo Colombi, sino a los propios popes del justicialismo local. Víctor Cemborain no los llama, y por primera vez en la historia de la oposición, una persona convoca sin ni siquiera provocar su propia convocatoria.

El ahogo financiero

El municipio de Mercedes tuvo que recurrir a la justicia para que el Ejecutivo Provincial cumpla con el envío de los recursos del llamado Fondo Sojero. Logró dos sentencias favorables del Superior Tribunal de Justicia (STJ), quien ordenó al ministro de Hacienda, José Enrique Vaz Torres, que le remita esos fondos. Las resoluciones judiciales hasta el momento nunca fueron cumplidas por Vaz Torres.
En lo que va del 2017, la provincia le debe a Mercedes unos cuantos millones, una vez de este recurso. En estos 11 meses del año jamás le depositó un centavo por el Fondo Sojero, como tampoco lo que genera el 1% de coparticipación de impuestos, porcentaje incrementado a las comunas por el propio Ricardo Colombi en su engañosa política municipalista.
En las últimas semanas la provincia le embargó a Mercedes 400.000 pesos, sin decirle cuales son las razones de la quita.
Víctor Cemborain se convirtió ya no solo en el intendente de Mercedes, sino en un Quijote de los municipios. Más allá del apriete financiero mantiene los sueldos al día, y es la comuna del interior que más cuadras de pavimento concretó, junto a metros de red cloacal y agua potable en 4 años de gestión, sin ayuda de la provincia.

El Concejo millonario
El Concejo Deliberante de Mercedes que hoy impulsa una investigación judicial contra Cemborain por una posible malversación de fondos en la ejecución presupuestaria de 2015, obtuvo recursos en estos 11 meses de 2017 por más de 12 millones de pesos, cuando por sueldos solo erogó alrededor de 5 millones. Hay siete millones que no se conocen cual fue su destino. El combustible que por normativa solo puede ser utilizado por vehículos oficiales, en el legislativo municipal tiene derivación automóviles particulares. ¿Casarrubia también investigará esto?

Compartir   

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos obligatorios marcados con *