Diario 1588

Aquí comienza la historia

Nacionales

Polémicos pasajes, El Congreso prepara medidas

Miércoles, 04 abril 2018

Polémicos pasajes

El Congreso prepara medidas

La difusión de un informe consignando los nombres de los legisladores que más pasajes cambiaron por dinero generó una polémica a la que se sumó hasta el Presidente. Cambios en ciernes. Suele suceder que la política modifique estados de situación solo ante la presión social. Es más que previsible, y pasa en los gobiernos y en todo organismo donde hay políticos al mando de las decisiones. Pura supervivencia. Otros sectores donde no hay dependencia del voto suelen resistirse a los cambios; la justicia es un ejemplo claro. Por más que esté en el último escalón de la consideración pública -según una encuesta del Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la UCA, es el poder que menos confianza despierta en los argentinos, con apenas un 11,7%-, sigue resistiéndose a los cambios. Es lógico entonces que el Legislativo, por más corporativo que sea, no pueda soportar la presión generada ante datos que revelen discrecionalidad o actitudes legales pero polémicas. Es lo que pasó con la difusión de un informe sobre los canjes de pasajes de los diputados nacionales.
Terreno escarpado

El trabajo que encendió la polémica fue elaborado por la fundación Directorio Legislativo, que accedió a través de pedidos de acceso a la información pública a un detalle concreto sobre el uso de los pasajes. Estaba cantado que algún efecto tendría la polémica, porque una cosa es que la cuestión transite un terreno escarpado, pero sin referencias puntuales -por lo tanto casi abstracto-; otro cuando hay nombres y apellidos, y el enojo encuentra destinatarios directos. Argentina es un país federal y los representantes del pueblo deben movilizarse semanalmente a Buenos Aires para cumplir sus tareas legislativas. En consecuencia tienen un gasto considerable en pasajes y deben pagar la vivienda que habitan durante los días que están en Capital Federal. El Congreso se ocupa de costear los viajes. Por tratarse de cámaras distintas y autónomas, hay diferencias de montos y hasta en los mecanismos. En el caso de los diputados, cuentan mensualmente con 20 tramos aéreos, por valor de $1.350 cada uno, y otros tantos terrestres, que equivalen a $650. En el Senado, los pasajes aéreos son 20 también, en este caso por $3.500 y hay 10 tramos terrestres, por $240 cada uno.

Compartir