Diario 1588

Aquí comienza la historia

Politica

Macri preocupado

Sábado, 02 junio 2018

El presidente Mauricio Macri preocupado por el impacto en las negociaciones con el FMI de la ley de tarifas. El presidente reconoció a los intendentes que a pesar del veto la ley abrió interrogantes en el organismo. Macri está muy molesto con la oposición por el impacto que tuvo en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el espectáculo que dio la dirección política esta semana con la ley de tarifas y su posterior veto. El primer mandatario es consciente de que la incapacidad de generar un consenso respecto de las tarifas y por ende del déficit fiscal es un signo de debilidad política del Gobierno, pero más del país. Y teme esto se traduzca en condiciones más duras para la Argentina. El miércoles, horas antes de que fuera sancionada la ley que retrotraía las tarifas a noviembre de 2017, Macri se reunió con un grupo de 18 intendentes. En ese encuentro, pudo saber, se mostró muy enojado porque para él no era lo mismo tener que negociar con el FMI con una oposición comprometida con sacar al país del desbalance fiscal que con una clase política a la que tildó de “irresponsable” por estar más preocupada por hacerle pagar el costo político de vetar la ley o enviarle con ese instrumento algún tipo de mensaje. Macri entiende que esta debilidad no puede reiterarse, que cada episodio en el que el Congreso intente revertir una medida del Poder Ejecutivo tendiente a reducir el rojo fiscal va a ser un nuevo golpe a las oportunidades de financiamiento que le permiten extender en el tiempo las correcciones macroeconómicas. Es que, según confió a un importante consultor de la City, el Fondo conoce al detalle la magnitud de los desajustes de la economía argentina y sabe dónde se originan estos desbalances. Ese conocimiento incluye una mirada muy crítica en la intimidad de lo que el gobierno llamo gradualismo y dos años y medio después terminó implosionando, más allá de las públicas palmadas en la espalda de la directora, Christine Lagarde.

Compartir   

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos obligatorios marcados con *