Diario 1588

Aquí comienza la historia

Internacionales

Francisco es un “rockstar”

Lunes, 11 septiembre 2017

Cautivó a los colombianos

 

Francisco es un “rockstar”

 

“Francisco es realmente un rockstar que ha cautivado a los colombianos”. El jefe de redacción del diario El Espectador de Colombia, Elber Gutierrez, comentó la visita del Papa Francisco al país y destacó el mensaje de paz que brindo a la juventud colombiana. En un nuevo viaje a América del Sur, vigésimo al extranjero como Papa, Francisco pasó cinco días en Colombia para llevar un mensaje de alto contenido emocional y cumplir una promesa que había hecho a los negociadores del gobierno y las FARC cuando visitó Cuba en 2015. Francisco tuvo un mensaje claro de paz y señaló que “sin reconciliación, la paz en Colombia será un fracaso”. Desde radio UNNE (Corrientes), Elber Gutiérrez, jefe de redacción del Espectador de Colombia señaló que “con su carisma y alegría cautivó a las multitudes y a la juventud hablando de fútbol; cosas cotidianas y se los ganó a todos”. Ayer cerró su gira y lo hizo ante una multitud, beatificó dos sacerdotes asesinados en el conflicto armado en Colombia y encabezó una gran oración por la paz en Villavicencio, ciudad escenario de brutales choques entre el Ejército, guerrillas y paramilitares.

Francisco en Colombia

 

Jóvenes truncados por sicarios de la droga

 

El Papa cerró su visita a Medellín, cuestionó la violencia y lanzó una advertencia a los religiosos para que “no se apeguen a intereses materiales”. Francisco cerró su visita a Medellín con un lamento por las “vidas jóvenes truncadas por los sicarios de la droga“, y una advertencia a los religiosos para que no se apeguen “a intereses materiales”, tras recordarles que “el diablo entra por el bolsillo”. “Los jóvenes son naturalmente inquietos. Inquietud tantas veces destruida por los sicarios de la droga. Medellín me trae ese recuerdo, me evoca tantas vidas jóvenes truncadas, descartadas, destruidas”, planteó el Pontífice en la capital del departamento de Antioquia, convertida durante años en símbolo del tráfico de drogas por la actuación del denominado cartel de Medellín que encabezó Pablo Escobar Gaviria en los años ’80 y ’90.

Compartir