Diario 1588

Aquí comienza la historia

Locales

El gran simulador

Viernes, 19 mayo 2017

El gran simulador

Pudo saberse que el Gobernador adeuda más de $1.400 millones al Instituto de Previsión Social (IPS), monto que se mantenía opacado. La Sra. Estela Regidor fue la penúltima administradora ilegal de Colombi en el IPS y después de desfondar la entidad pasó a mandar en el ANSES Corrientes. En realidad, tras la pesada herencia de Mestre-Aguad, todas las intervenciones fueron ilegales por no haber contado con el referéndum legislativo y haberse estirado en el tiempo como si tal cosa.
El referéndum es un procedimiento jurídico indispensable para que adquiera validez la intervención en un ente autárquico, en este caso el IPS, porque lo establece el Artículo 162; inc.18 de la Constitución según la cual el Gobernador “puede decretar la intervención ad referéndum de la Legislatura”. Sin embargo la Legislatura no produjo el referéndum por lo que la legalidad de esa intervención se halla en el limbo e incluso sus actos administrativos podrían ser actos nulos, no obstante lo cual se sigue administrando el IPS sin el Consejo de Administración y sin reclamarle a Colombi el dinero que adeuda a los jubilados para pagar los miles de juicios con sentencia firme.
La Sra. Lazaroff está igual de trucha o peor ya que todas las anteriores intervenciones fueron decretadas en pleno receso legislativo desde diciembre de 2001, hasta Regidor inclusive, lo que facilitó al gobernador incumplir la Constitución reiteradamente y a la vez disculparía a los legisladores por el incumplimiento de sus deberes al no haber impedido desacatar la Constitución y la ley. Pero los ciclos se “desordenaron” debido a la inesperada permanencia extra de Regidor en el IPS luego de la sorprendente renuncia a su banca legislativa recién asumida a fines de 2015 en medio de una gresca por las cuentas previsionales.
El detalle es que Lazaroff inició una intervención en un periodo legislativo ordinario -por primera vez- y los legislador siguen distraídos mientras la legalidad se halla en el limbo, sus actos administrativos podrían ser actos nulos y al parecer Lazaroff ni nadie reclama el dinero de los jubilados que Colombi descontó a los empleados públicos y no manda al IPS, tal vez para no configurar el delito penal de retención indebida.
El IPS no se transfiere al sistema nacional en defensa del federalismo, según se dice, sin embargo las jubilaciones de  la provincia son como una máquina de hacer favores que se quiere retener, pero además sirve para guardarse plata ajena como queda evidenciado ahora, pues si la Provincia transfiere el IPS al sistema nacional, el gobierno de la Provincia asumiría la obligación de afrontar las contribuciones patronales y los aportes descontados a los empleados, lo cual no sucede el IPS local.
También viene al caso que la ilegalidad del endeudado IPS y la impunidad de los interventores encontró sostén en distraídos legisladores y magistrados judiciales, lo cual quizas determine vicios insanables que justifiquen revisar alguna vez las altas jubilaciones de todos los distraídos y distraídas al haber sido conniventes si no partícipes necesarios de los actos ilícitos de Ricardo Colombi.-

Alberto Ruiz Diaz

 

Compartir   

Comentarios

  1. María

    Apenas una punta de la putrefacción que hay en el IPS. C O R R U PC I Ó N

Comments are closed.