Diario 1588

Aquí comienza la historia

salud

Arsénico en napas subterráneas

Martes, 29 agosto 2017

Evalúan impacto poblacional

 

Arsénico en napas subterráneas

 

Investigadores de universidades de la región, entre ellas la UNNE, en articulación con organismos provinciales de administración del agua, actualizan indicadores de arsénico en las aguas subterráneas. Evalúan su impacto en poblaciones expuestas y buscarán alternativas tecnológicas para el tratamiento del agua. El arsénico (As) es un elemento ampliamente distribuido en el planeta y se encuentra en el ambiente en forma natural. Está presente en aguas naturales en concentraciones variables, siendo más elevada la concentración en aguas subterráneas. El principal problema ambiental generado por el Arsénico viene dado cuando su concentración es elevada en aguas de riego; para bebida de humanos y animales. En Argentina la región afectada es una de las más extensas del mundo, y comprende las provincias de Córdoba, La Pampa, Santiago del Estero, San Luis, Santa Fe, Buenos Aires, Chaco, Tucumán, Catamarca, Salta, Jujuy, San Juan, Mendoza, La Rioja, Formosa y Chubut, entre otras.

Efectos crónicos en la salud

 

El principal problema de salud pública producido por la ingesta de dosis elevadas de arsénico durante largos períodos de tiempo es el Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico (HACRE), con distintos efectos crónicos en la salud de las personas. Si bien la presencia de arsénico en aguas subterráneas utilizadas para consumo humano, animal o riego constituye una problemática sumamente conocida en el país, reviste actualidad porque progresivamente se registra una mayor necesidad de buscar agua para consumo a profundidades mayores, que podría estar agravando el problema pues a mayor profundidad de las aguas, mayor es el nivel de Arsénico.

Compartir