Deportes

AmeriCup 2022: Argentina padeció el ritmo colombiano

El seleccionado argentino se despidió con una derrota. El equipo de Gabriel Piccato batalló, pero cayó ante un combinado cafetero que estaba obligado a ganar, y lo hizo 71-63. La conducción de Vildoza, lo mejor de un equipo que padeció la presión defensiva de su rival. El sentido de urgencia terminó marcando la diferencia a favor de Colombia dentro de un partido luchado, donde Argentina nunca se sintió cómodo. La presión ejercida por el equipo anfitrión, sobre todo en el segundo tiempo, impidió que el Alma pueda establecer su juego. El ímpetu y la determinación demostrada por la Selección local en el cierre del encuentro fueron claves para romper la paridad y quedarse con el duelo. En el lado albiceleste, lo más destacado fue la conducción de José Vildoza, autor de 15 puntos y seis asistencias. El base de San Lorenzo fue determinante en el comienzo del juego, auspiciando de generador para sus compañeros, en especial para Tayavek Gallizzi (9) en sus cortes al aro y para los tiradores del equipo.
Las dificultades comenzaron promediando el primer cuarto, cuando Colombia comenzó a presionar el perímetro rival y a contener las caídas de sus internos. El ingreso de los suplentes, en especial los de Solanas (5) y Zurbriggen (7), brindaron aire a un elenco argentino que se encontraba ahogado. En el costado defensivo, la mayor adversidad que tuvieron que enfrentar fue el poderío físico de los colombianos, quienes sumaron un total de 13 rebotes ofensivos en todo el encuentro, seis de ellos de Felipe Ibargüen, protagonista inesperado, pero determinante en el desarrollo del juego.
Tras un primer tiempo que resultó favorable para la Argentina, al menos en el tanteador (33-30), los dueños de casa consiguieron llevar el partido a su terreno con una defensa aún más agresiva. Una bomba de Schattmann (diez puntos y cinco asistencias) y la reaparición en las redes de Pepe Vildoza mantuvo al frente al combinado albiceleste, ante el enorme despliegue físico de los locales. Sobre el cierre, Colombia mostró mayor determinación para resolver sus ofensivas, y terminó llevándose la victoria merced a la aparición de sus individualidades, como fue el caso de Hansel Atencia, un base talentoso, veloz, con gran capacidad de generación. Pese a persistir en su lucha, el conjunto de Piccato extrañó la lucidez de uno de sus subcampeones, Maxi Fjellerup, siempre decisivo en los encuentros cerrados. De esta forma se cerró el torneo clasificatorio a la AmeriCup 2022, con la paliza ante Chile del domingo y la caída frente ayer Colombia. Más allá de los resultados, se logró el principal objetivo de esta última ventana, que era confirmar el boleto al certamen continental.
Una Selección nuevamente integrada por completo por talentos de nuestra Liga Nacional, que demostró más rodaje producto de la competencia local, y se lleva de Cali una experiencia favorable, de la que se puede seguir construyendo.

Prensa CABB
Foto FIBA

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close