Deportes

River Plate estuvo más que cerca de la hazaña

Palmeiras dio por muerto a River y casi se dio la épica más grande de la Copa. Palmeiras estuvo al borde de jugar el peor partido de su historia y el River de Gallardo fue el River de Gallardo, que estuvo a un gol de la final. En el Libertadores de América, River había tenido tres errores individuales que desembocaron el 3-0 de Palmeiras por la ida de las semifinales de la Conmebol Libertadores.
En el medio el club brasileño pintó dos Libertadores en sus tribunas (sólo tiene una) y dio por muerto al único equipo en Sudamérica que no se lo puede dar por muerto. Este martes, en Brasil, Marcelo Gallardo le respondió por qué: antes de la media hora de juego, Robert Rojas metió un cabezazo espectacular para descontar para la visita. Antes del entretiempo, Rafael Santos Borré apareció para aprovechar un rebote y poner el segundo gol para River. Palmeiras, mucho antes del gol del defensor paraguayo, estaba completamente ido.
En el comienzo del complemento, Gonzalo Montiel metió una volea espectacular para clavar lo que era el empate en el global y, en ese momento, parecía que River estaba más cerca del quinto que del cuarto. No obstante, el VAR lo anuló por un offside previo de Borré, que en la transmisión oficial salió diez minutos después.
A partir de allí, el Millonario no encontró tanto el arco y, para colmo, Robert Rojas se expulsado por doble amarilla tras una volada de un jugador verde. Los últimos minutos se los comió el VAR, los pelotazos de un River que estuvo a nada de ganarlo y un Palmeiras que es el peor finalista de la historia de la Conmebol Libertadores. Una vez más, el River de Gallardo.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close