DestacadasPoliciales

Golpiza a un muchacho: la policía retira pegatina que la involucra

Luego de un confuso episodio que involucraría a policías de la provincia, en la localidad de Alvear, los vecinos salieron a pegar volantes en todas las columnas de luz de la ciudad, preguntando ¿Qué le pasó a Jonathan Herrera? El muchacho de 28 años, tras un accidente de motos, donde sufrió solo heridas leves, fue dejado por un móvil policial en el domicilio de un familiar, totalmente golpeado. Ocurrió el jueves 14 de enero a la madrugada. Actualmente se encuentra internado muy grave en el hospital escuela. Tiene fractura de cráneo, con lesiones cerebrales. Extrañamente la policía se encargó de arrancar los panfletos de las luminarias. La acción fue captada por transeúntes, y las imágenes se viralizaron por las redes sociales. ¿Qué quieren esconder los uniformados?

PUBLICACIÓN ANTERIOR
Garrote fácil en Alvear: piden que se investigue para saber la verdad
Exigen que se esclarezca el caso del joven de Alvear que hoy lucha por su vida. Se trata de Jonathan Herrera, el muchacho de 20 años que chocó en su moto y horas después, tras recibir el alta por parte del doctor que lo atendió, fue encontrado por su hermano con serias lesiones. Su hermana pidió una vez más para saber la verdad sobre lo que ocurrió con el joven. Sospechan de una feroz represión policial. Jonathan Herrera de 20 años, había protagonizado un choque contra otro joven de su misma edad, cerca de las 3:00 de la madrugada del jueves 14 de enero. Ambos circulaban en diferentes motocicletas al momento del siniestro, y tuvieron que ser trasladados al Hospital de Alvear, localidad donde ocurrió el accidente.
Los dos muchachos fueron atendidos por el doctor de turno que se encontraba en ese momento en el centro de salud. El profesional determinó que ambos conductores tenían “lesiones leves”, por lo tanto le pidió a la policía que los lleven a sus domicilios para que descansen. Los efectivos cumplieron con el pedido y terminaron llevándolo a los que participaron del choque. A uno de ellos lo dejaron en la vereda de su casa. A Jonathan lo llevaron, una hora después, a la vivienda de un familiar lejano porque los uniformados “no encontraban su casa”. Esto ocurrió cerca de las 4:30.
Tamara Castro, desde radio Dos, comentó que ella se enteró a las 7:30 que su hermano Jonathan se encontraba en lo de un familiar lejano, entonces decidió dirigirse hasta ese lugar y lo ve a su hermano en una pieza “acostado boca abajo”. Luego, empieza a llamarlo, pero no reaccionaba, aunque al rato empezó a balbucear. “Cuando gira veo que tenía la cara hinchada, los ojos morados, la nariz ensangrentada, la boca hinchada”, cuenta la mujer sobre el estado en el que lo encontró a su hermano de 20 años. Tamara se acercó a lo de su hermana Carolina y ambas lo llevaron nuevamente al hospital a Jona. En esta ocasión es atendido por otro doctor porque el anterior ya había finalizado su jornada laboral. “Este chico no está bien”, fue lo primero que le manifestó el profesional de la salud al verlo al joven herido. Al muchacho lo tuvieron que derivar hacia el hospital de Santo Tomé donde le diagnosticaron fractura de cráneo frontal, golpe importante en el cerebro y hemorragia. Castro asegura que ella habló con el doctor que lo atendió a su hermano en la madrugada, para preguntarle en qué condiciones estaba el joven tras el accidente. “Hubo un choque y era cosa de borracho, además no lo podíamos atender porque no había luz“, respondió el profesional de la salud, según comentó Tamara. Sin embargo, un estudio determinó que Herrera no consumió alcohol ni ningún tipo de droga previo a sufrir el accidente. La mujer le cuestionó al doctor por qué no lo internaron a Jonathan. “Ahí me dijo que no podía atender a una persona en ese estado porque se movía mucho”. Según pudo saber Tamara, su hermano iba en la parte trasera del patrullero (caja de carga) y que durante el viaje tenía “movimientos involuntarios a causa de los golpes” y que “no podía comunicarse”, además “estuvo inconsciente en todo momento”. La hermana de Jonathan, quien hoy se encuentra luchando por su vida en el Hospital Escuela de Corrientes, quiere saber si “actuaron con una fuerza desmedida sin saber que él estaba golpeado”.
“Busco la verdad. Con la denuncia que presente en la Justicia pido que se investigue para saber la verdad. Hay muchos espacios vacíos en los que nadie se acercó a darme una explicación. Hasta el momento no fuimos notificados por la policía, o por quien corresponda, por el accidente”, reclamó.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close