DestacadasPolitica

ERSA no paga nada, quiere aumentos y recibe subsidios millonarios

Las empresas de transporte urbanos de pasajeros vienen incumpliendo con los pagos de aportes previsionales y de obra social, mucho antes que la pandemia. El Grupo ERSA es un gran deudor de la contribución patronal como de las cargas sociales de sus empleados. Debe multas e impuestos municipales. Recibe mensualmente un subsidio de la Provincia de $87 millones de pesos, y ya lleva acumulado de ese beneficio, más de $950 millones de pesos. No se sabe qué cantidad de dinero le aporta el municipio de la capital. La Nación también le brinda una millonaria suma de ayuda económica. Ahora busca que el pasaje de colectivo se incremente 80%, cuando la inflación anual será del 36% y la suba de sueldos solo del 30%. Además no cumple con las normas de bioseguridad ante la pandemia del coronavirus. Llenan los ómnibus, cuando solamente deben llevar 20 pasajeros por unidad y con distancia social entre las butacas. Pero la orden del jeque Juan Carlos Romero, es que se carguen hasta 15 personas paradas, con la ocupación total de los asientos. Los ómnibus no son sanitizados en las cabeceras, como exige el protocolo. Así y todo, el Concejo Deliberante le aprobaría un boleto de $54 pesos. Romero hace lo que quiere.

El jeque del Transporte, Juan Carlos Romero, hace lo que quiera en la ciudad.
El monopolio de ERSA se encamina hacia un nuevo aumento del boleto que iría a más de $54 en la ciudad de Corrientes.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close