Politica

Trabajadoras de hogares de ancianos cobran menos de $6.000

Sin ART ni obra social. En el Hogar Juana Costa de Chapo el 88% de las mujeres trabajadoras están precarizadas: cobran $4.000 a $6.000 mensuales; no tienen cobertura de ART, ni seguro de vida obligatorio, tampoco aportes jubilatorios ni obra social para ellas y sus hijos. Realizan trabajo de riesgo sanitario e insalubre. ATE Corrientes solicitó ante el Gobierno Provincial el pase a planta permanente, salarios dignos, cobertura social “como respuesta política a la paridad e inclusión que merecen las mujeres”.
La Asociación Trabajadores del Estado, CDP Corrientes, presentó ante mesa de entrada del Ejecutivo Provincial una nueva denuncia donde pone en conocimiento la grave situación laboral y salarial por lo que atraviesan los trabajadores (85% son mujeres) del Área de Adultos Mayores del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia.
El planteo, particularmente, es sobre la situación de las trabajadoras del “Hogar Juana Costa de Chapo” de la capital provincial que cuenta con 80 trabajadoras de las cuales 70 son precarizadas laborales (el 88%) quienes están bajo la responsabilidad del Gobierno de la Provincia.
“Son trabajadoras que cobran $4.000 a $6.000 por mes y no tienen cobertura de ART, seguro de vida obligatorio, no cuentan con obra social ni aportes jubilatorios; nos les pagan ningún plus por trabajo de riesgo en el contexto de pandemia como cobran agentes de otros organismos del Estado”, explicó el secretario gremial de ATE, Walter Zamudio.
Estas trabajadoras atienden un importante número de internados, grupo de adultos mayores con diferentes patologías y en su gran mayoría no se mueven por sus propios medios; lo que implica un “enorme esfuerzo físico, trabajo de riesgo sanitario e insalubre que tienen que soportar las trabajadoras”, explicó Walter Zamudio.
Las demandas de mejores condiciones laborales y salariales ya habían sido presentadas por ATE al exministro Federico Mouliá, al ministro de Desarrollo Social, Adán Gaya; que tiene conocimiento de esta lamentable realidad que atraviesan las trabajadoras de los Hogares de Ancianos que dependen de los aportes de la Provincia. “Para todas las trabajadoras, en estas fechas tan importante donde conmemoramos el Día de Madre; la mejor respuesta política es la inclusión y la paridad que tanto pregona en su discurso el Gobierno Provincial pero que no se concreta en los hechos”, señaló. Definió que “estas trabajadoras deben ser reconocidas como tal: con estabilidad, salarios dignos, cobertura social, obra social para ellas y sus hijos, respetando sus derechos. Desde ATE Corrientes seguimos demandando el pase a planta permanente, que es una obligación del Estado y el compromiso de nuestra organización es estar con ellas para lograr este objetivo”, completó Zamudio.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close