Opinión

Mentime, que me gusta

Los contagios del coronavirus en la ciudad de Corrientes no paran de aumentar.

Provincia        Capital

9 oct                        32               26
10 oct                      50               40
11 oct                      51               38

No obstante, el Intendente Tassano sigue en la pretensión de habilitar nuevas actividades y reclama al gobierno provincial para la realización de partiditos de futbol, espectáculos musicales y otras prácticas al aire libre, actividades que fueran prohibidas por el gobierno.
Es evidente y lógico que el sector empresario presione por la habilitación de actividades económicas; sin embargo, las presiones económicas son tan lógicas como la comprobación de que las actividades que aglomeran gente sin distanciamiento son la principal forma de contagio del virus y, a la vez, la transmisión comunitaria derivaría en la pérdida del origen de cada contagio.
El hecho muy llamativo es que, para evitar los contagios, la autoridad municipal de la ciudad de Corrientes apela a la responsabilidad de la población, vale decir, a la responsabilidad individual de cada ciudadano respecto de cuidarse y cuidar a los demás.
Ahora bien, habiendo en la ciudad de Corrientes un 54,03% de engreídos sin causa quienes después del legado ruinoso del expresidente Mauricio Macri volvieron a ganar una elección en 2019, ¿en serio el doctor Tassano podría confiar en la responsabilidad individual de una parte importante de habitantes de la Capital?
Sin ánimo de cuestionar la voluntad popular de derecha, cabe subrayar que la actitud ante la pandemia no es una cuestión de salud mental sino de salud pública porque el virus de la enfermedad no elige contagiar a portadores sanos de un determinado sesgo de convicción, sino que es tan igualitario como contagioso y a veces causa la muerte.
Por eso, habiendo una cantidad importante de tilingos en la ciudad de Corrientes, es preciso que el Intendente Tassano no se limite a confiar, sino que ponga en práctica su obligación democrática de encontrar las medidas sanitarias que no traigan consigo riesgos para la salud ajena, concretamente, debería mantener “las restricciones de circulación allí donde sea necesaria” ya que “no hay lugar para actitudes irresponsables que pongan en riesgo la salud”, tal cual ha expresado el Dr Gustavo Valdés con los otros 23 gobernadores y gobernadoras junto al presidente Alberto Fernández en el documento titulado, “Unidos vamos a salir adelante”.

Por Alberto Ruiz Díaz

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close