DestacadasPolitica

Los Castro y su poder económico compraron Depot

Los tentáculos comerciales del Grupo Castro, no se detienen en Corrientes, más allá de una fuerte disputa por una parte de la herencia maternal. A la casi monopólica concentración de farmacias, a través de la Red Farmar y FarmaLife, le sumaron en los últimos años, favorecidos por jugosos contratos con el gobierno radical, la cadena de supermercados Supermax y Facor. Si bien los hermanos, Alberto y Juan, se encuentran en apariencias enfrentados judicialmente, pertenecen a igual enclave familiar. En las últimas semanas, el menor de ellos, habría adquirido la firma Depot, propiedad de Carlos Irigoyen, quien murió recientemente.
La transacción por esta mediana cadena de supermercados, se inició a los días del imprevisto fallecimiento del joven empresario. Los Castro, siempre supieron sortear a la justicia penal, en distintas causas por fraude en venta de medicamentos y estafas al Estado Nacional.
Su influencia política y su poder económico, bastaron para que el sistema judicial le sea benévolo.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close