Deportes

Escandaloso final en Everton-Liverpool

La polémica jugada de VAR que definió el clásico de la fecha en Inglaterra. En el minuto 92, el árbitro anuló por un fuera de juego casi inexistente un gol de Jordan Herdenson y el Derby de Merseyside acabó 2-2 en Goodison Park. Uno de los partidos más emocionantes de la Fecha 5 de la Premier League era el famoso Derby de Merseyside entre el Everton de Carlo Ancelotti, que llegaba como líder absoluto del torneo, ante el Liverpool de Jürgen Klopp, último campeón del fútbol inglés. El choque en Goodison Park no decepcionó en absoluto, fue un electrizante 2-2 lleno de condimento, pero quedó empañado por una polémica jugada de VAR en el tiempo adicionado.
En el minuto 92, los Reds –ya llevaban cinco minutos con un jugador más por expulsión de Richarlison– tuvieron la posibilidad de ganar el encuentro, pero el árbitro Michael Oliver anuló un gol de Jordan Henderson por fuera de juego casi inexistente. Tras los festejos de los jugadores del elenco de Klopp, el colegiado inglés fue guiado por el VAR y determinó que Sadio Mané estaba en posición adelantada al inicio de la jugada.
Así fue como el Everton, que había logrado puntaje perfecto en sus primeros cuatro partidos con un gran rendimiento de James Rodríguez, logró evitar su primera caída en esta campaña de la Premier League. Aunque, llevan 10 años sin vencer al Liverpool en duelo directos oficiales.
Los de Jürgen Klopp atraviesan una pequeña crisis: quedaron eliminados de la Copa de la Liga ante el Arsenal, cayeron por 7-2 ante Aston Villa en la jornada pasada del fútbol inglés y este sábado tuvieron que conformarse con sumar solamente un punto en Goodison Park. Para colmo, el neerlandés Virgil van Dijk sufrió una grave lesión.
El zaguero tuvo que retirarse lesionado después de una fuerte entrada del guardameta Jordan Pickford en una acción que era penalti y probablemente roja para el arquero, pero estuvo previamente invalidada por un off side. Van Dijk, que pudo retirarse a pie del campo de juego, fue sustituido inmediatamente por Joe Gomez.
En ese momento iban solamente 11 minutos, pero el cuadro visitante ya ganaba 1-0 gracias a una gran jugada colectiva en la que Andy Robertson desbordó por la banda izquierda y puso el pase atrás para que Sadio Mané abriera el marcador. El Liverpool notó la ausencia del defensor neerlandés durante el resto del partido. Menos de 10 minutos después de esa acción, el colombiano James Rodríguez puso un córner al punto de penalti que remató Michael Keane y que dobló las manos de Adrián.
Mohamed Salah volvió a poner en ventaja a su elenco, pero el Everton consiguió la igualdad cuando Lucas Digne se fue por la banda en el minuto 80 y puso un centro muy llovido para que Dominic Calvert-Lewin se eleve por encima de Robertson y ponga el 2-2 definitivo.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close