Policiales

Si la agresora tenía puntería, estaríamos hablando de una tragedia

En el violento ataque de ayer a una mujer policía, “si la agresora tenía más puntería, estaríamos hablando de una tragedia”. El comisario general César Fernández, jefe de la Metropolitana, brindó detalles de lo ocurrido ayer en la zona conocida como “Los Empachados” en el barrio Arazaty, donde una familia agredió a una mujer policía.
Fernández detalló que “ayer la Comisaría Segunda realizó una serie de allanamientos en una zona del barrio Arazaty, más conocida como “Los empachados” por un robo en banda. En un domicilio ubicado por calle Díaz de Vivar -al momento de ingresar y dar cumplimiento a la orden judicial que teníamos- la familia Blanco se resistió a nuestro accionar y una policía fue agredida”.
“La efectivo tuvo pérdida de un diente”, precisó Fernández y agregó que “esta familia es muy agresiva y ya tuvimos problemas en otras circunstancias”. Finalmente se detuvo a la familia completa: “el padre, el individuo que se buscaba y dos hermanos”. De los detalles de la agresión al personal policial, en el procedimiento, el comisario Fernández, describió que “usaron gas pimienta para evitar la detención de uno de los integrantes de la familia”.
Se vivió un momento de violencia inusitada. Las mujeres utilizaron dos cuchillos y hasta arrojaron gas pimienta. Una de las agresoras amenazó con el cuchillo, y si tenía más puntería, tal vez estaríamos hablando hoy de una tragedia“, insistió.
Al referirse a distintos procedimientos en las denominadas “zonas calientes” de la ciudad donde se repitieron agresiones a policías, Fernández expresó que “siempre surgen estas situaciones. Tenemos que estar atentos, si no implementamos la autoridad necesaria para que vuelva la paz social, estamos en el horno, como se dice”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close