Locales

Misa y Caravana por el Día de Nuestra Señora de la Merced

Con el lema: “María, enséñanos a ser madre, hermano y hermana de Jesús”, se reza la novena virtual en el Santuario de Nuestra Señora de la Merced, Patrona jurada de la ciudad de Corrientes. La Misa central del jueves 24, será presidida por el Obispo auxiliar, monseñor José Adolfo Larregain.
Todos los días, a las 6, rezo del Rosario de la Aurora (por Facebook); a las 8.30, adoración eucarística y confesiones; a las 16, novena radial por LT 7; a las 17, adoración eucarística y confesiones; a las 19, rezo del Santo Rosario (por Facebook); y a las 20, Misa central predicada ((por Facebook).
Como todos los años, en vísperas del inicio de la novena, se entronizó la imagen de la Virgen.
El jueves 17, la Misa de las 20, será presidida por monseñor Larregain, invitado especialmente ya que ese día se celebra la fiesta de la “impresión de las llagas de San Francisco de Asís”.
El 23 de septiembre, vísperas de la fiesta patronal, a las 22, habrá una serenata a la Virgen y a la medianoche se hará el tradicional saludo a María de la Merced, todo se transmitirá por Facebook.
El día 24, fiesta de Nuestra Señora de la Merced, habrá Misas a las 8, a las 10 y a las 12. La celebración eucarística central será a las 16. A las 18, se desarrollará una caravana con la imagen de María; y a las 20, se celebrará la última Misa del día. Para todas las celebraciones se deberá sacar turno con anticipación, para respetar el protocolo sanitario de covid.
En cada jornada se reflexiona sobre una parte de la oración a la Virgen que se reza siempre en la comunidad:
María, Madre nuestra A quien los hijos de Corrientes Invocan con el dulce título de “Nuestra Señora de la Merced”
Nos postramos ante Ti. Para rogarte juntos:
¡Oh! Señora Nuestra, Madre y Reina de Corrientes,
Ruega por nosotros Al Dios que tomo carne de Ti.
Te pedimos por nuestra ciudad, Por nuestra parroquia, por las familias,
Por los enfermos, por los pobres, Por los necesitados, Por los que no tienen trabajo.
Te ofrecemos la oración del trabajador, La oración de los jóvenes, La oración de las familias. Te ofrecemos nuestro trabajo y nuestro descanso, Nuestro gozo y nuestro dolor.
Dichosa Madre de Dios, Madre de las Mercedes, Ruega por nuestro Obispo, el clero, los religiosos, Los seminaristas y los laicos,
Para que siempre unidos en Cristo, Demos Gloria al Padre. Por los siglos de los siglos. Amén.
En cada jornada, se rezará de manera especial por distintas intenciones: por los hermanos mayores y jubilados; por los grupos Pro Vida y los comunicadores; por las mujeres; por las familias; por los servidores de la Salud, miembros de las Fuerzas de Seguridad y Fuerzas Armadas; por los miembros de la RCC, los jóvenes y estudiantes; por los consagrados a la vida religiosa y los OFS; y por los miembros de la comunidad parroquial.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close