PolicialesSociedad

Me devolvieron la vida

Coronavirus en primera persona: el crudo relato de un policía que padeció COVID-19 y pasó su cumpleaños internado. El efectivo estuvo 15 días conectado a una máquina de oxígeno. Padeció ataques de nervios al ser derivado al hospital de campaña. A pesar de todas las adversidades logró superar la enfermedad que lo llevó a pensar que no iba a volver a su casa.
Me devolvieron la vida“: el crudo relato de un policía que padeció COVID-19 y pasó su cumpleaños internado.
El jueves por la tarde los aplausos, el sonido de sirenas y bocinas retumbaron fuerte en el barrio Libertad de San Roque. El motivo se debía a que un vecino de esa localidad correntina volvía a su casa tras permanecer 15 días conectado a una máquina de oxígeno y con problemas para respirar, a causa de una infección pulmonar que se agravó por haberse contagiado de coronavirus.
“A mí me devolvieron la vida”. Con esas seis palabras, Jorge Aquino, hizo referencia a lo que sintió al saber que había vencido a una enfermedad que le llegó a generar un ataque de nervios tras ser derivado al hospital de campaña donde, además, llegó a estar angustiado y por sobre todo triste.
Aquino, como otros tantos casos, comenzó padeciendo una simple gripe que lograba ser curada con una inyección y que le permitía volver a cumplir su función como policía. Aunque luego debió ser internado en el hospital de su pueblo por un cuadro de bronquitis. En esa situación permaneció por tres días y luego recibió el alta. Pero a los pocos días comenzó a levantar fiebre y sentir dolores corporales. Esto obligó a que nuevamente deba permanecer en la sala de internación.
El efectivo policial fue trasladado al hospital de campaña de Corrientes con un cuadro de neumonía. En ese centro de salud le realizan un testeo rápido que arrojó resultado negativo para COVID-19. En el segundo hisopado se confirma que está contagiado por el virus, pero nunca le pudieron decir cuál fue su nexo epidemiológico.
Internado, la parte emocional y psicológica empezaron a ser otros dos enemigos a los que tenía que afrontar.  Aunque el doctor Barrios, quien lo vio sufrir a Jorge, llorar y estar alterado, le dijo unas palabras que le llevaron calma. “De acá te vas a ir sano“, le aseguró el profesional y con ese optimismo consiguió darle tranquilidad a ese sanroqueño que, desde radio Dos, reveló que los nervios lo llevaron a pensar, en más de una ocasión, que “no iba volver a su casa”.
“Ves en los ojos de los trabajadores de la salud el miedo de tratar a los pacientes por el riesgo que corren”. Sin embargo, “dejan el alma y el corazón”. Lo describió Jorge Aquino a todas las personas que lo ayudaron a recuperarse y que lo cuidaron en el hospital de campaña. “Excelentes profesionales, pero por sobre todo humanos al 100%”, destacó el funcionario que recibió sus 39 años de vida en una camilla.
Observar a muchas personas en su misma condición y poder hablar con ellos, también le jugó a favor para mejorar en la parte emocional de aquel hombre que se crío en una familia humilde, y que además de pertenecer a una fuerza de seguridad también se desempeña como árbitro de fútbol.
“La vida crees que pasa por circunstancia. Un día vivís a mil, después te encontras postrado en una cama sin saber qué va a pasar con vos. Estás mirando un monitor, viendo números, inyecciones, estudios y crees que se te derrumba todo”. Así relató la experiencia de pasar de una vida rutinaria a encontrarse internado preguntándose todos los días si iba volver a ver a su familia y amigos.
A pesar de haber estado internado, Aquino pudo continuar con sus estudios, vía zoom, que le permitirán el año que viene aspirar a algún ascenso en el escalafón policial. Destacó el acompañamiento que tuvo por parte del comisario mayor Alfredo Delgado.
Recuperado, aunque todavía debe cumplir con 15 días de aislamiento en su domicilio, dejó un mensaje para todas aquellas personas que hoy todavía subestiman a la pandemia del coronavirus. “Por mi trabajo, lo primero que nos piden es concientizar a los vecinos. La gente puede ser reacia, escéptica y hasta soberbia con esta enfermedad, pero lo que nunca van a ser es inmune ante este virus. Solo depende de cada uno cuidarse sino vas a tener que ir a pelear por respirar y despertar al otro día internado lejos de tu casa”.
No es lindo estar rezando para vivir y rogar volver a ver a tu familia“, afirmó.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close