Policiales

Investigan violación de una joven y abuso sexual de una menor en Santa Rosa

En uno de los hechos un joven de 24 años fue detenido tras haber sido denunciado como el presunto violador de una chica de 17. El otro caso tiene como imputado a un remisero de 36 años, acusado del vejamen sexual contra una adolescente de 16. En ambos episodios los imputados se ofrecieron a llevar a sus víctimas hasta sus respectivos domicilios.
La localidad de Santa Rosa se halla conmocionada por dos delitos de índole sexual, donde las víctimas son adolescentes de 17 y 16 años. La investigación policial de la comisaría local condujo a la detención de ambos implicados.
En uno de los hechos, un hombre se presentó ante la sede policial para denunciar que un joven de 24 años, que sería familiar de un reconocido funcionario municipal de esa comunidad, violó a su hija de 17 años.
El acusado fue detenido, mientras que el proceso judicial avanza, en una causa iniciada ante el Juzgado de Instrucción por presunto abuso sexual con acceso carnal, dijo a El Litoral una fuente vinculada con la investigación.
La víctima habría relatado que esta persona se ofreció a llevarla a su casa en auto y que, a mitad de camino, cambió el rumbo del viaje. De este modo, indicó que el dueño del auto terminó llevándola hasta su domicilio, donde la habría sometido sexualmente.
El caso está plena investigación, en la búsqueda de más testigos que puedan aportar detalles esclarecedores del hecho.

REMISERO
Por otro caso de abuso sexual, también en Santa Rosa, fue detenido un remisero de 36 años. La presunta víctima, de 16 años, denunció que transitaba por las calles de la localidad cuando esta persona la vio y se ofreció a acercarla hasta su casa.
La joven accedió y fueron al ribereño barrio La Llamarada, precisaron fuentes abocadas a la investigación del hecho. Al llegar al lugar, el chofer la habría tomado del brazo y abusó sexualmente de ella. En ese instante apareció un familiar de la chica, gracias a esto ella logró soltarse y salió corriendo del auto.
La madre la llevó hasta la comisaría de la comuna para realizar la denuncia; sin embargo, hasta ese momento no tenían indicios de quién era el remisero, ni en qué tipo de vehículo se desplazaba.
Ambas mujeres regresaron al hogar, donde al cabo de unas horas la menor se descompuso, por lo cual fue llevada de urgencia al hospital local, donde fue examinada por un médico.
Al salir del centro de salud, pidieron un remís para regresar a la casa, y el conductor que concurrió fue reconocido por la chica como el autor del abuso. De inmediatio dieron aviso a la comisaría y los efectivos procedieron a su detención.
Ambos hechos se hallan ahora en manos del Juzgado de Instrucción en turno, que avanzará con los diversos informes de profesionales para tomar declaraciones a las víctimas, brindarles la contención adecuada y, al mismo tiempo, solicitar que comparezcan los imputados.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close