Opinión

“Doctrina Irurzun” en el poder parajudicial

La “doctrina Irurzun” justifica detenciones políticas y consiste en ordenar o mantener detenidos a los ex funcionarios que, por sus supuestos contactos, lazos o relaciones creadas por el poder que tuvieron, pueden entorpecer el avance de una causa. La doctrina debe su nombre al juez Martín Irurzun que preside una Sala de la Cámara Federal porteña, aunque según versiones palaciegas, el creador de las razones convincentes de ese especial procedimiento de “lawfare” habría sido un juez de la Suprema Corte, el cual no consiguió acompañamiento de sus colegas por lo que la creación fue aplicada por Don Martín. El lawfare (en inglés, law y warfare), bien conocido en sub-América, es la guerra judicial, política y mediática que emprenden las oligarquías contra los líderes populares, como el caso de Brasil con la destitución de Dilma y la prisión de Lula. El resultado es Bolsonaro.
Una víctima emblemática de la doctrina Irurzun fue nuestro ex Canciller Héctor Timerman quien fue privado, incluso, de completar un tratamiento de cáncer en Estados Unidos y falleció durante el juicio. La causa en la que estaba detenido el compañero Timerman era más trucha que los motivos invocado por el juez q.e.p.d. Claudio Bonadío.
En Corrientes varios peronistas importantes fueron mantenidos presos sin tener condena firme. Fueron presos políticos. Por caso la ex intendenta de Perugorría, Angelina Lesieux, que denuncia la existencia de vejaciones y vulneraciones a sus derechos humanos por lo que, el Partido Justicialista de Corrientes reiteró el pedido de su inmediata libertad a la corporación judicial. Angelina Lesieux permanece detenida ilegalmente y sin sentencia firme desde hace dos años.

Alberto Ruiz Diaz

Mostrar más

Artículos relacionados

Close