DestacadasPoliciales

4 patrulleros para suspender un partido de niños en Curuzú

Increíble desplazamiento de la policía de Corrientes en una canchita de fútbol donde jugaban niños en Curuzú Cuatiá. Se movilizaron cuatro patrulleros para suspender un picadito que disputaban chicos de 8 a 10 años de edad.
Es el segundo procedimiento que las fuerzas del orden realizan en igual lugar de entretenimiento deportivo.
La primera vez se llevaron la pelota de los pequeños, a la que le pusieron un precio de 10 mil pesos de multa para retirarla.
Si bien el país como la provincia se encuentra en cumplimiento de un aislamiento preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus, la actuación policial se mostró bastante exagerada.
Hay quejas de la gente porque la actitud fue bastante diferente con la fiesta clandestina realizada en el centro de esa localidad, donde los uniformados solo atinaron a realizar un conteo de los asistentes, sin identificarlos, ni demorarlos.
Tanto que, hasta la fiscal de Instrucción de esa jurisdicción, María Alejandra Talamona, se quejó por la flojedad del operativo. Tampoco fue avisada.
Después se supo que varios participantes del evento ilegal, tenían vínculos con el poder político.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close