Opinión

16 de septiembre – Día del antiperonista

El gobernador Valdés, en conferencia de prensa sobre coronavirus, aludió al “Hospital de Campaña” y declaró que el nosocomio “fue construido con el sacrificio de los correntinos”. Sin embargo. viene al caso recordar que el “Hospital de Campaña” funciona en el Hogar Escuela de Corrientes, el cual no fue construido “con el sacrificio de los correntinos” del gobierno radical, sino por Juan Perón en el primer Plan Quinquenal hace más de 70 años y, si bien el uso transitorio como hospital transmite una gran tranquilidad de la población en la epidemia global y es admitido con general encomio, sería bueno que el edificio escolar vuelva a su finalidad educativa y social cuando algún futuro gobierno construya hospitales proporcionados a las necesidades de la salud popular; como hacía Eva Perón,: “donde hay una necesidad hay un derecho”, a diferencia del eje radical Mercedes-Virasoro, que descubrieron que donde hay una necesidad hay un negocio.
El Hogar Escuela fue clausurado por primera vez hace hoy 65 años cuando un 16 de septiembre de 1955 se instaló en la Argentina el golpe antiperonista conocido como “Revolución Libertadora”. En esa ocasión la clausura del Hogar Escuela repitió la azarosa historia de otras obras del gobierno peronista 1946-1955, como el menos conocido Centro Materno-Infantil que, estando casi terminado, fue objeto de prolongado abandono por los gobiernos que se sucedieron después de los libertadores del año 55 del siglo pasado.
La obra del Centro Materno Infantil estaba en las dos manzanas que tienen por límites, al Sur la Avda. 3 de abril, al Norte la calle Moreno, al Este la calle Córdoba y al Oeste la calle Mendoza. Antes de dicha obra, en esas manzanas estaban, la cancha de fútbol “Field Ferré” sobre la Av. 3 de Abril y “El Piso”, entre las calles Rivadavia y Moreno. “El Piso” era un mercado municipal de verduras, frutas y otros productos de la zona.
Después de la “Revolución” antiperonista de 1955 la obra del Centro Materno Infantil -casi terminada- fue abandonada por años. Está claro que el propósito contrarevolucionario fue borrar la justicia social de la memoria del pueblo.
En la actualidad, esos edificios se hallan ocupados por la Universidad Nacional del Nordeste donde funcionan el Hospital Escuela, la Facultad de Medicina y el Banco de Sangre.
En estos días falleció el, tal vez último, referente militar de aquella Revolución Libertadora, el entonces teniente primero Jorge Félix Gómez, luego ascendido a Capitán, dedicándose a la actividad privada.
Sin embargo, aquel propósito de borrar la justicia social de la memoria del pueblo permanece activo, pero el Hogar Escuela debe volver a ser un Hogar Escuela.

 

Alberto Ruiz Diaz

Mostrar más

Artículos relacionados

Close