Opinión

¿Quién Manda en la Ciudad?

Esta última semana de agosto florecen los brotes de covid-19 en la ciudad de Corrientes. Hubo 63 nuevos contagiados. Ayer el gobernador Valdés advirtió que “estamos al borde de la circulación comunitaria en Capital”, pero no ataja la circulación de personas. Así, los intereses comerciales de la actividad empresarial están a salvo, del mismo modo que el macrismo en funciones les concede en otras grandes ciudades del país.
En nuestra provincia el gobernador Valdés hizo retroceder a Fase 1 a ciudades del interior con pocos casos de contagio mientras en la Capital, con decenas de casos se continúa en Fase 5. Libertad de empresa al palo. Sin embargo, la obligación democrática es encontrar formas de vida que no traigan consigo riesgos para la salud ajena.
Además, la desproporción entre dichas restricciones (Fases 1 y 5) es incoherente con la exposición de motivos pensada en la lógica sanitaria invocada, con mayor razón cuando el gobernador anuncia que “en Corrientes estamos al borde de la circulación comunitaria”. Lo alarmante es que se deja a cargo de cada una y cada uno, los cuidados preventivos para escapar de la presencia del virus, justamente incrementada por una cierta negligencia radical o relajación social difundida, incluso entre la fauna gobernante.

Alberto Ruiz Diaz

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close