ActualidadDestacadas

Tres imputados y un demorado por fiesta con 300 invitados que pagaron $1.000 por entrada

Nuevo escándalo en Corrientes que desnuda la falta de controles en todo sentido. Se trata de un evento que se realizó cerca del barrio Laguna Soto, por el que cobraron $1.000 la entrada. Desde la policía aseguraron que no hubo drogas, pero sí abundante alcohol. Tres imputados y un demorado por fiesta con 300 invitados que pagaron $1.000 por entrada.
La Policía de Corrientes interrumpió una fiesta de música electrónica con 300 personas en un lugar alejado de la ciudad, en el barrio Laguna Soto, en la madrugada del domingo. La fiscal de Instrucción, Correccional y de Menores N°2, doctora María Andrea González, interviene en la causa que investiga varias violaciones a los protocolos vigentes de bioseguridad.
Fuentes oficiales negaron el hallazgo de narcóticos, y aseguraron que sólo encontraron bebidas alcohólicas en esta fiesta clandestina.
Si bien la versión inicial señala que los vecinos de la zona denunciaron al 911, la fuente consultada aseguró que el operativo se realizó con información previa que indicaba la realización de un evento masivo en la zona.
“Sucedió en el barrio Laguna Soto, la Policía estaba trabajando sobre el dato que se podría llevar a cabo un evento de esa magnitud en el Perichón o en Santa Ana. A las 2 de la madrugada, el personal que estaba apostado en la zona detectó esa anormalidad y se le dio un coto a la fiesta donde había 295 personas y más de 100 autos”, detallaron.
El lugar preciso donde se llevó adelante el evento fue la calle José Delgiorgio, muy cerca de la laguna. Hasta el momento habrían imputado a tres personas encargadas de la fiesta: Facundo Cabrera, Valeria González y Omar David Saade. Mientras que el DJ Lafuente, sindicado como el principal organizador, fue demorado.
“Con la fiscalía en turno se le inició una causa judicial, se identificó a todos, y se clausuró el lugar. El responsable fue llevado hasta la Comisaría 16ª que interviene en la causa”, aseguraron.
Según trascendió, la entrada al predio costaba $1.000 y las invitaciones se realizaron de manera privada por redes sociales.
De acuerdo con los detalles que se brindó, “la fiesta fue organizada por una persona reconocida en el ambiente de la electrónica y habría contado con la presencia de hijos de empresarios, médicos y abogados”.

PUBLICACIÓN ANTERIOR
Fiesta electrónica en Santa Ana: el objetivo es llegar al organizador
La fiscal Correccional Andrea González brindó detalles del mega operativo que abortó una multitudinaria fiesta electrónica cerca de la localidad de Santa Ana.
“Se identificaron a 295 personas, pero no hubo demorados”, sostuvo la fiscal. “Queremos llegar al organizador. Tenemos algunos nombres pero aún no hay precisiones”, adelantó.

IDENTIFICADOS
La justicia de Corrientes identificó a 295 invitados en la fiesta clandestina del sábado. El encuentro se desarrolló sobre la Ruta 43 camino a Santa Ana, con una entrada valuada en $300. Además de los asistentes, la Fiscalía contabilizó 100 vehículos.
la ciudad de Corrientes tuvo otro fin de semana de descontrol con respecto a las reuniones sociales en las que la mayoría pasaban –ampliamente- el permitido máximo de 10 personas. La mayor convocatoria se dio por medio de una fiesta electrónica en la que participaron más de 300 invitados durante las últimas horas del sábado y la madrugada del domingo.
La fiscal de la causa, Andrea González, confirmó que se imputará al grupo de personas que asistió a la fiesta por infringir el artículo 205 del Código Penal.
Aseguró que hay 295 personas identificadas y 100 vehículos de la fiesta.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close