DestacadasJudicialesPolitica

Algo de justicia después de 19 años, la otra sigue esperando hace 21 años

Luego de 19 años procesaron a los policías que reprimieron a las Madres de Plaza de Mayo en los sucesos de diciembre de 2001. Los cuatro agentes que aquella mañana funesta violentaron y corrieron con caballos a un grupo de mujeres de pañuelo blanco, entre ellas Hebe de Bonafini, fueron procesados por vejaciones y embargados por el juez Marcelo Martínez De Giorgi.
En Corrientes, hace 21 años la Gendarmería Nacional desalojaba violentamente del Puente Manuel Belgrano a los manifestantes que lo habían tomado durante la revuelta popular de 1999.
Los sucesos siguieron y dos personas, Mauro Ojeda y Francisco Escobar, cayeron heridos mortalmente por las balas de las fuerzas federales. Se inició una causa que nunca tuvo fin.
El juez federal de entonces, Carlos Soto Dávila, no pudo determinar quiénes fueron los responsables fehacientemente.
Se los imputó en su momento al ministro del Interior, Federico Storani, al comandante de Gendarmería, Ricardo Alberto Chiappe y al entonces presidente de la Nación, Fernando De la Rúa.
El delito, homicidio calificado.
Soto Dávila ya no es más juez. De la Rúa falleció, Storani sigue tranquilo como si nada hubiera pasado. Y Chiappe pasó a retiro. ¿Llegará la justicia algún día? Por ahora pasaron 21 años.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close