ActualidadDestacadas

Intendente agrede a periodista y queda registrado en cámaras de seguridad (videos)

La mentira tiene patas cortas. O la verdad es la única realidad. Dos cámaras de seguridad de comercios de la ciudad, captaron el preciso instante en que el intendente radical de Mburucuya, Pablo “Kelo” Guastavino, golpea con vehemencia al periodista Marcelo Florindo, quien trata de defenderse, y cuando su hermano José Miguel Willi Guastavino, el nuevo rico de la localidad, tras increparlo le arrebata el celular al mejor estilo ladrón de barrio (ver videos). Ambos después de perpetrar la agresión, fueron a la comisaría local a exponer lo contrario a lo que realmente sucedió. Florindo fue atacado en momentos que filmaba la descarga de comestibles suministrados por la Provincia en la casa paterna de los Guastavino, que distribuye la empresa tecnofood. Alimentos que deberían ser entregados a comedores comunitarios del pueblo, que desde hace 4 años permanecían cerrados. Aunque la asistencia llegaba regularmente mes a mes, nunca se supo donde terminaba la mercadería que tenía como destino a los más necesitados.
El otro hermano y ex intendente de Mburucuyá, Cristián Guastavino, actual funcionario del municipio de la Capital, llegó a una velocidad descomunal desde Corrientes, momentos después del incidente a la sede policial. Allí le comunicó a los uniformados que había orden del gobierno de ocultar todo y que ellos harían otra denuncia. Posteriormente realizó declaraciones radiales donde con un descaro sin precedentes, inventó una trama cinematográfica que supera al mismísimo Francis Ford Copola. Dijo que sus hermanos actuaron así porque el periodista Marcelo Florindo ingresó a la casa de sus padres intentado agredirlos. Algo que jamás sucedió y quedaría demostrado en las imágenes que hoy se viralizaron en los cientos de miles de celulares que existen en la provincia. Además existe un video donde tras el incidente, aparece Lilo Guastavino, padre de los hermanos Coraje, donde se desentiende totalmente del episodio (ver video).
El aparato telefónico fue encontrado al siguiente día por la policía, en la plaza Mitre, pero con su pantalla quebrada y sin funcionar. El abogado del trabajador de prensa, Juan Cubilla Podestá, presentó ante el Juzgado de Instrucción de Saladas, a cargo de la Jueza María Marecco, una querella criminal por los supuestos delitos de amenaza, lesiones y robo. Cubilla informó que la jueza “no quiso recibir los vídeos” en los que quedaron registrados las filmaciones de la agresión y el posterior robo de su teléfono. “Tampoco me quiso atender para pedir seguridad para la víctima y los testigos”, puntualizó Cubilla para indicar que acusará a la Marecco ante el Superior Tribunal de Justicia por “denegación de justicia” y además solicitará que la jueza sea apartada de la causa.

Mostrar más

Artículos relacionados

Un comentario

  1. otra jueza corrupta y delincuente de a mersa delictiva de la derecha mediatica politica y judicial como dice el gato silvestre !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close