PoliticaProvincia

Excusados como inversión ante el Coronavirus en Colonia Pando

Extraño emprendimiento de la familia del intendente de Colonia Pando Ricardo Darío Romero, tras recibir una importante provisión de alimentos de Desarrollo Social de la Provincia. En una rara casualidad, su hija, Secretaria de gobierno del municipio, terminó abriendo un enorme supermercado en el mes de mayo en plena pandemia. El dato: Romero nunca repartió la asistencia que le manda el gobierno de Gustavo Valdés para los más necesitados ante el flagelo del coronavirus. Versiones indican, que los comestibles que arriban desde Corrientes son cambiados en un comercio de Saladas, en una especie de blanqueo de las mercaderías oficiales. El intendente Romero, amablemente lleva un cajero móvil hasta la localidad donde la gente de los Parajes, luego de cobrar los sueldos, compra sus provisiones en el supermercado de la funcionaria municipal, para posteriormente ser trasladados por una combi de la comuna, a sus respectivos domicilios.
El Jefe municipal, además de ser intendente, es el presidente de la cooperativa agropecuaria local, como también titular del consorcio caminero. Las tres instituciones reciben fondos estatales. Su hijo es uno de los concejales del municipio.
El camión de la cooperativa es utilizado para el traslado de las mercaderías que se adquiere para abastecer el supermercado familiar, donde sus empleados, cobran sus sueldos de la municipalidad.
Valdés le giró un total de 1.300.000 pesos para atender la crisis por la COVID-19. En contrapartida, para justificar el aporte de la provincia, construyó precarios puestos sanitarios con casillas de madera como excusados. Una verdadera inversión.

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Close