Provincia

Bloqueo total en Saladas por diez días

Desde el viernes a la noche Saladas retrocedió a la Fase 1 de la cuarentena social, preventiva y obligatoria. La decisión emanada del Gobierno y comunicada por el Comité de Crisis saladeño fue debido los seis casos activos de coronavirus en la localidad que posee cerca de 24 mil habitantes. El cuadro sanitario es preocupante, y desde ayer la localidad fue bloqueada. Sólo los rubros exceptuados de venta de alimentos, medicamentos y combustibles pueden trabajar. La ciudad se dividió en zonas para un mejor control y organización de las escasas actividades que se pueden desarrollar en los próximos 10 días. En este contexto, ayer el director del Hospital “María Auxiliadora”, Eduardo Pujol, confirmó que “los 143 hisopados realizados en la localidad dieron negativo”. Es por ello que desde el Gobierno provincial informaron que se suspendieron los permisos especiales de ingreso y egreso a Saladas por el Día del Padre, para no perder el rastro epidemiológico en la localidad.
En este contexto, ayer el intendente, Rodolfo Alterats, junto al Comité de Crisis de Saladas brindó una conferencia de prensa en la que se refirió a medidas tomadas en conjunto y de qué manera se implementa la Fase 1. Allí confirmó que la ciudad se dividió en cinco zonas nombradas como A, B, C, D y E. Como se hizo en otras ciudades de la provincia, los vecinos solamente podrán moverse dentro de la zona que corresponde a su domicilio, salvo en los casos en los que no haya, por ejemplo, una farmacia, por lo que podrán mover­se a otra zona. En cuanto a los accesos, dijo que serán restringidos a dos, donde habrá controles estrictos de ingreso y egreso. “No tenemos por qué trasladar este problema a otras localidades”, dijo.
En cuanto al comercio, Alterats manifestó que solamente serán habilitados supermercados que vendan artículos de primera necesidad, distribuidos en la localidad, así como las farmacias y una estación de servicios que expende combustible en la zona céntrica de Saladas. Los almacenes y kioscos barriales estarán cerrados y los comercios habilitados podrán abrir sólo de 8 a 20. Alterats hizo mención a que aquellos servicios “que no son de primera necesidad”, como mecánicos, trabajos de mantenimiento y construcciones, no estarán habilitados “porque la idea es que el vecino se quede en su casa”, aclaró el jefe comunal saladeño.
Las farmacias estarán abiertas durante las 24 horas y una estación de servicios será permitida para el uso exclusivo de vehículos oficiales. Los cajeros automáticos estarán restringidos en su uso, y pidió a los vecinos que asistan “lo menos posible”, ya que el horario del uso de los cajeros se restringe también al horario de 8 a 20, como el resto de los comercios exceptuados. Estas medidas tienen un plazo determinado de 10 días, según lo acordado entre el Comité de Crisis y la Municipalidad de Saladas. Por otra parte, el intendente aclaró en la conferencia que “los proveedores que ingresen a Saladas serán acompañados desde el puesto de control Nº 1 y solamente podrán entrar quienes distribuyan alimentos. Aserraderos y otros rubros, como la producción citrícola, no podrán trabajar en los próximos 10 días”, enfatizó.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close