DestacadasPolitica

Valdés optimista: en cuatro días desaparecerá el virus

“Sin nuevos casos, en cuatro días desaparece el virus de la ciudad”. El Gobernador participó de una charla virtual con el senador nacional Luis Naidenoff, y el ex secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein. “En cuatro días, si nosotros no tenemos nuevos contagios hacemos desaparecer el virus, o desaparece de la ciudad de Corrientes”, destacó anoche Gustavo Valdés, invitado a dar cierre de la charla-debate “Coronavirus en Argentina”, junto al jefe de senadores de Juntos por el Cambio, el formoseño, Luis Naidenoff, y el ex secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, auspiciada por el espacio Unión Cívica Radical NEA. El gobernador dijo que el próximo desafío será “la economía”, con zonas blancas y sin turismo con Brasil, hoy, el país sudamericano con mayor cantidad de contagios.

“La custodia ejercida por cada uno de los intendentes, en el perímetro de las ciudades, sobre quién ingresa y quien egresa, permitió a Corrientes tener una claridad buena de saber quién está en cada una de las ciudades con un tablero de control, y con la digitalización de unas cinco mil a siete mil personas”, destacó al mencionar las estrategias que la Provincia impulsó dentro de su jurisdicción para contener los contagios de covid-19. Dijo que “nosotros tenemos que seguir invirtiendo en estructura de salud. La estructura sanitaria actual para tratar covid-19 en Corrientes ya está prácticamente lista: es nuestro hospital que en diez días está completo, ciento por ciento completo”. “Comenzamos a tener otro desafío”, anunció y explicó que “el problema que tiene la economía hoy tiene que ver con una producción que no tiene que estar paralizada”. “Si nosotros nos paralizamos, nos vamos a fundir todos. No habrá posibilidad de que nosotros podamos salir adelante”, advirtió.

“Las provincias tienen que comenzar a tomar medidas de reactivación importantes y rápidas”, insistió en su alocución. Valdés tomó como ejemplo las medidas que se adoptaron en Santa Lucía, en el interior de Corrientes, donde diariamente ingresan “entre ciento cincuenta y ciento setenta camiones en busca de producción para distribuirla en Argentina”. “Si por miedo al coronavirus se hubiera cerrado esa localidad, se hubiera generado un parate del cual a Santa Lucía le hubiera costado un año o más recuperar su economía”, explicó.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close