Politica

Israel se metió en la polémica por el billete de $5.000

La embajadora de Israel, Galit Ronen, también se metió en la polémica por una imagen en el billete de $5.000. Si bien el presidente Alberto Fernández negó que se fuera a emitir, trascendió un boceto con la imagen de Ramón Carrillo, primer ministro de Salud de Juan Perón. El centro Wiesenthal dijo que era admirador del nazismo, lo que provocó varios repudios. Pero la DAIA pidió prudencia. “Cuando decimos ‘Nunca más’ refiriendo al Holocausto, no hace sentido conmemorar alguien que, por lo menos, fue un simpatizante con esta ideología”, sentenció de manera contundente la embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen. La diplomática sentó una fuerte opinión contra la posibilidad que la imagen de Ramón Carrillo, neurocirujano, neurobiólogo y primer ministro de Salud de Juan Domingo Perón, sea una de las dos caras presentes en el eventual billete​ de $5.000.

Si bien en un reportaje el presidente Alberto Fernández negó tener previsto la circulación de un billete de ese valor, se demostró que hasta el Banco Central llegó a firmar su conformidad con las pruebas que se hicieron del billete y se la entregó a la Casa de Moneda. En el papel figuraban Carrillo y Cecilia Grierson, la primera médica argentina. Entonces estalló la polémica. Médico sanitarista, admirado por su labor en la salud pública argentina -entre 1946 y 1954 se construyeron 234 hospitales, 60 Institutos de Especialización, 50 Centros Materno-infantiles, por ejemplo-, Carrillo tiene otro costado menos conocido que llevó al Centro Wiesenthal de Argentina a rechazar cualquier posibilidad que su imagen acompañe al nuevo billete.

Santiagueño de nacimiento, se lo considera admirador de Adolfo Hitler, y partidario de la eugenesia, que promueve el mejoramiento de razas a través de la reproducción de los “más aptos” y la restricción de los “menos aptos”. Carrillo habló de la creación de un “tipo argentino ideal”, ideología que roza la de la superioridad de la raza aria del nazismo y de sus experimentos en los que se exterminó a millones de judíos y a otras minorías. Carrillo aparece mencionado con sus presuntos lazos en el libro “Perón y la raza argentina: Los médicos nazis y el plan para replicar los experimentos de manipulación genética en Argentina”. Carrillo tuvo entre sus principales amigos y colaboradores al neurólogo judío Salomón Chichilnisky, el padre de Tamara de Di Tella, con lo cual, las opiniones sobre Carrillo no son homogéneas en la colectividad judía.

“Rechazamos enfáticamente la elección de un personaje así, que mancillará a la Argentina con su imagen en su billete de mayor denominación”, escribieron este domingo Shimon Samuels y Ariel Gelblung, ambos directivos del Centro Wiesenthal en América Latina. También se pronunció en contra el ex secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, mientras que se replicaron críticas por lo bajo al silencio de la DAIA. Desde la institución explicaron que no hay billete en marcha y que no tenían sobre qué pronunciarse. El tuit de la embajadora Ronen fue acompañado de otro del embajador del Reino Unido, Mark Kent, quien escribió: “El nazismo fue el mayor mal del siglo XX. Condujo al Holocausto. La muerte de millones de inocentes. No debemos conmemorar a nadie que participó en este terrible episodio”.

El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, pidió por un lado prudencia. “Para tener certezas hay que tener información adecuada”, y luego dijo con firmeza: “Las instituciones no deben actuar por impulsos o para pretender presencia en medios sin antes certificar los trascendidos”. Además de evitar opinar sobre Carrillo, dijo que sabía por las autoridades argentinas que ese billete no se va a imprimir.

Mostrar más

Artículos relacionados

Un comentario

  1. ya estàn impresos, pero como al kirchnerismo/peronismo le importa un bledo gastar la plata al dope, lo van al Carrillo lo van a reemplazar por Favaloro… Está cantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close