DestacadasPolitica

El sálvese quien pueda y la meritocracia, están muertos

“La etapa del sálvese quien pueda y de la meritocracia está muerta”. El mandatario se refirió a la situación que atraviesa el país para afrontar la pandemia del coronavirus. Remarcó la tarea de su Gabinete para renegociar la deuda externa. El presidente Alberto Fernández anunció que cuando morigere la pandemia de coronavirus, especialmente en las zonas más pobres, dará a conocer las bases de un “contrato social” y aseguró que “la Argentina no está cerrada, sino abierta en un 90%”, excepto en las zonas donde el virus está más expandido. Ratificó el impulso del llamado “impuesto a las grandes fortunas” que se aplicará una sola vez para “sobrellevar” los costos del combate sanitario a la Covid-19 y afirmó que “la etapa del sálvese quien pueda y de la meritocracia está muerta en la Argentina” y que se viene la era de la restitución de “la igualdad de oportunidades”. “Estamos pensando en el día después. Con Gustavo Béliz (secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia) habíamos pensado en un mensaje para el día después que no lo dimos para que nadie piense que queremos poner el eje en otro lado”, dijo Fernández en entrevista televisiva.

SITUACIÓN EN BARRIOS POPULARES

“Sabemos lo que queremos hacer y debemos hacer, pero vamos a esperar que esos barrios (populares) recuperen la tranquilidad”, luego del fuerte brote de coronavirus, y explicó que “son cuatro puntos para un nuevo contrato social para un país mejor en el que la igualdad y la solidaridad sean la regla”. “Vamos a esperar, pero estamos trabajando para poner en marcha un país más federal, justo y solidario”, agregó. El mandatario confió que “está cerca de resolverse un acuerdo sustentable en el tiempo” por la deuda externa porque “no hay más lugar para que la pobreza crezca y la desocupación aumente y es necesario un acuerdo que no postergue más a los que ya están postergados”. “Endeudarse no es el mejor camino, y menos endeudarse para no crecer”, aseveró.

Fernández destacó el apoyo del Papa Francisco en el caso de la deuda y de las políticas que plantean un nuevo capitalismo. “Es muy importante el apoyo de los líderes europeos que visité, como (Giuseppe) Conti, (Pedro) Sánchez, (Angela) Merkel y (Emmanuel) Macron -de Italia, España, Alemania y Francia- que estuvieron muy al lado nuestro comprendiendo, como también (el líder israelí Benjamín) Netanyahu”. Añadió que fue “inconmensurable” la ayuda brindada por el Papa en este proceso de renegociación de la deuda externa, así como también destacó la comprensión demostrada por Kristalina Georgieva del FMI, del problema argentino “como nadie lo ha entendido, entiende los padecimientos de los países”. Fernández enfatizó que “la etapa del sálvese quien pueda y la meritocracia está muerta en la Argentina, y quiero que todos tengan las mismas oportunidades. Que un chico de La Quiaca pueda vivir, estudiar y morirse en La Quiaca si quiere”.

CUARENTENA EN EL PAÍS

Sobre las medidas de control y el aislamiento, dijo que “era necesario controlar la velocidad del contagio para construir un sistema de salud”, y que “cuando los contagios llegaran todos pudieran ser atendidos”. Aseguró que “la Argentina no está cerrada, un 90% del territorio está abierto” y precisó que “el foco está en la zona de la ciudad de Buenos Aires (AMBA), Chaco y Córdoba”. “Hemos hecho las cosas bien pero no tenemos que relajarnos, tenemos un riesgo latente y el tema no está terminado”, advirtió Fernández reconociendo que “la gente no está espléndida, pero no puede ser que a ese malestar natural lo quieran convertir en una sensación de angustia”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close