PoliticaSociedad

Definirán el pase de grado por cuarentena

Se definirá el pase de grado en Argentina ante la falta de clases presenciales. Se articularán los ciclos lectivos 2020 y 2021 para establecer quiénes pasan de curso. Hace ya dos semanas, los ministros de Educación de todo el país consensuaron suspender las calificaciones mientras estén suspendidas las clases presenciales. En lo que respecta a evaluación, el foco ahora está puesto en qué pasos seguir una vez que se pueda volver a las aulas y, más aún, cómo definir la promoción de los alumnos. En la misma sesión de Consejo Federal, los ministros aprobaron por unanimidad una resolución que en sus anexos dispone la “promoción acompañada”. Este año, ante la contingencia, se implementará un dispositivo atípico en todo el país. En el nivel inicial está garantizada la promoción desde antes de la pandemia. En el jardín el pasaje está atado a la edad. El primer cambio tendrá lugar en los primeros cursos de primaria. Tercer grado pasará a integrar la unidad pedagógica que ya componen primero y segundo. Es decir, los chicos de primero y segundo grado no podrán repetir.

La figura de “promoción acompañada” está regulada desde 2012, pero solo se aplica en casos aislados. Este año, si las previsiones de regreso a las aulas se mantienen en agosto, entrará en vigor el dispositivo a partir de tercer grado. ¿Qué quiere decir la promoción acompañada? Implica que los aprendizajes que no se lograron en 2020, podrán reforzarse en los primeros meses de 2021. Por lo cual, la acreditación de saberes para definir el paso de curso se tomaría, en el peor de los casos, recién en abril del año que viene. La medida se puede prestar a confusiones. En el Ministerio de Educación Nacional son taxativos al decir que no se trata de una promoción automática. “Eso querría decir que se dan por alcanzados los niveles de logro establecidos para cada instancia curricular en un grado o año y sin evaluación se pasaría al curso subsiguiente”, explicaron.

En el Consejo Federal se está trabajando en “una línea muy distinta”, enfatizaron. “La pandemia cambió la ecuación de tiempo previsto en el currículum para que se den ciertos aprendizajes. Esa es la clave sobre la que trabajamos. Tenemos que considerar que lo que no pudo ser enseñado este año se debe poder retomar en los años subsiguientes”, ampliaron en el Palacio Sarmiento. El dispositivo presenta una dificultad lógica: los cursos que terminan nivel, tanto el último grado de primaria como el último año de secundario. Ambos serán los grupos a priorizar. Una vez que se reanude la actividad presencial en las escuelas, volverán antes. En el caso del último grado de primaria (sexto o séptimo según la provincia), podrán acreditar los saberes hasta marzo de 2021 y pasar a primer año. Los chicos que terminan su escolaridad obligatoria seguirían cursando hasta abril para dar un cierre a su trayectoria. Se articulará el ciclo lectivo actual con el que viene. Los próximos meses, las autoridades reorganizarán los contenidos para establecer cuáles son los conocimientos prioritarios e intensificar el aprendizaje. La resolución es vinculante a todas las provincias, pero cada distrito lo implementará de acuerdo a sus posibilidades. En Córdoba, habrá un sistema de tutorías para los alumnos que necesiten mayor acompañamiento una vez que se reanuden las clases presenciales. El diagnóstico se obtendrá a partir de una evaluación.

La modalidad estipula distintas fases. En primer lugar, el diagnóstico. Entre agosto y septiembre se definen los grupos en base a los alumnos que muestran dificultades de aprendizaje. Desde octubre comienzan las clases de apoyo, al menos ocho encuentros en matemática y lengua. Ahí se plantea una primera instancia de acreditación. En caso de ser necesario, está previsto un segundo período de acompañamiento entre marzo y abril del año próximo. Recién entonces se define el pasaje o no de los alumnos al curso siguiente, a partir de la evaluación continua y no de un examen puntual.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close