DestacadasLocales

Testimonio radial de Laura Solis

A través declaraciones a un programa radial, Laura Solís, la trabajadora de la salud que contrajo el COVID-19, realizando labores en el Hospital Perrando de Resistencia, y que contagió en principio a su núcleo familiar en el barrio San Marcos de Corrientes, realizó su testimonio.
Solís reconoció en diálogo con el periodista Jacinto Álvarez, que es enfermera en diálisis, trabaja diariamente de lunes a sábados de 14:00 a 22:00, y que se reincorporó a su puesto de trabajo el pasado viernes 3 de abril porque antes no le permitían desde el Gobierno local debido al conflicto entre ambas provincias, suscitado por médicos de Corrientes que desarrollan sus tareas profesionales en el Chaco.
La enfermera aseguró mediante whatsapp que se reincorporó a sus labores el viernes 3 de abril, y que presuntamente el día martes 31 de marzo, se habría presentado un caso de un paciente con Covid-19 en el centro de salud donde trabaja. El día sábado 4 de abril al mediodía le realizan el hisopado tanto a ella como al resto del personal del nosocomio. Hasta ahí Laura Solís señaló no presentaba ningún síntoma, sino que el test que le realizaron, era por precaución y protocolo. Luego continuó desempeñando sus labores normalmente. Nadie le sugirió ni ordenó que no fuera a trabajar. El día lunes fue a desempeñar sus tareas con normalidad como siempre. La busco de su domicilio y la trajo de vuelta a su casa, el remis que le garantizaron sus empleadores. Afirmó y garantizó en su comunicación con el programa radial “A la hora señalada”, que iba a trabajar y volvía directo a su hogar y se quedaba adentro respetando el aislamiento junto a su familia. Desmintió categóricamente “todas las barbaridades que ayer empezaron a circular irresponsablemente por las redes de cadenas en cadenas donde cualquiera sin identificarse dice lo que se le ocurre y ahí se echa a andar el bolazo como verdad revelada”.
Indicó que el martes no fue a trabajar porque no la pudieron buscar de su domicilio, y que el miércoles se comunicaron desde su trabajo para notificarle que lamentablemente le dio positivo el resultado de contagio del virus en circulación. Desde ese momento continuó el aislamiento en su casa como ya lo venía haciendo cuando se decretara el asilamiento obligatorio junto a sus hijos en la casa de su mamá en el barrio San Marcos. Una de sus hijas es muy pequeña y depende en casi todo de ella. Y que permaneció ahí porque todavía no ha podido terminar la concreción de su vivienda que está en construcción. Durante su testimonio insiste una y otra vez que nunca quiso dañar ni lastimar a nadie, mucho menos a su familia, pero que “lamentablemente hay personas que piensan distinto y prejuzgan sin saber”. Denunció que desde el gobierno se dijeron mentiras “una más grande que otra”. Insiste que el sábado se le realizó el hisopado en su lugar de trabajo, pero no porque tuviera algún tipo de síntomas “ni nada que se le parezca”. Salir a decir que “ella sabía” es una mentira, recalcó. Salió a pedirles “al señor intendente y a las autoridades provinciales en general que no digan cosas que no son, que no falseen la verdad. Y a los vecinos les pide por favor que no digan cosas que no sucedieron que no inventen nada”, porque asegura que cumplió efectivamente la directiva de aislamiento que se le ordenó.
En su comunicación se muestra muy dolida por lo decidido desde el gobierno provincial en cuanto al cerramiento del barrio. No entiende el por qué del trato diferenciado para con las personas que contrajeron el virus y viven dentro de las cuatro avenidas y lo dispuesto para ella, su familia y su barrio. “Expusieron a ella y a su familia, cuando no deberían haberlo hecho, si ella nunca cometió delito alguno, solamente fue a trabajar y volvía a su hogar. Nunca hice nada malo, a cualquiera le pudo haber pasado, sobre todo si es trabajador de la salud”, concluye con “juzgan, exponen y mienten”.
Laura Solís resalta que durante los pocos días que volvió al trabajo, y donde se supone se contagió, fue muy cuidadosa en el uso de los elementos de bioseguridad que le garantizaron.
Sobre el test que le realizaron en su lugar de trabajo personal del Ministerio de Salud del Gobierno del Chaco, le comunicaron el miércoles. Ese día la llama para notificarla del positivo la infectóloga de esa cartera sanitaria. La enfermera supone que el mismo miércoles desde el Gobierno del Chaco informan de su caso a las autoridades de Corrientes, porque “ese mismo día se comunican con ella casi inmediatamente desde Salud y la Dirección de Epidemiologia para ordenarle su aislamiento y de toda su familia en sus viviendas. Recuerda Laura que cuando se inicia este proceso después que la OMS declaró la situación de pandemia, desde el Gobierno de Corrientes anunciaron que se le iban a realizar el hisopado a los agentes de salud que cruzaran el puente a trabajar en Resistencia, sin embargo eso nunca sucedió.
Afirmó que no se encuentra aislada en el Hospital Llano, sino en la casa de su mamá en el barrio San Marcos, con su familia, todos bien físicamente.
Indicó finalmente que es falsa la información falsa de que había sido agredida por vecinos. Aunque reconoció que recibió agresiones por las redes de personas que no conoce ni la conocen a ella, pero que también recibió mensajes de apoyo y solidaridad. Y que sus vecinos se solidarizaron y otros no, pero que prefiere quedarse con la solidaridad y la empatía de quienes se lo hicieron saber a ella y a su familia.  Comunicación con Radio La Mega.

WhatsApp Audio 2020-04-10 at 23.45.42

Audio de la entrevista

Mostrar más

Artículos relacionados

Close