DestacadasLocales

Empresario hormigonero detenido por Prefectura

El propietario de Melmix fue detenido por Prefectura Naval cuando se trasladaba en una portentosa lancha con un carpincho muerto, un fusil y otras armas en plena cuarentena, además de violar las leyes de Protección a la fauna Silvestre. Un juez amigo quiso interceder para que se lo libere, pero desde la fuerza Federal se le comunicó que seguiría encarcelado más allá de los días posteriores al fin de semana largo.
La empresa hormigonera, propiedad de Nelson Melli, fue conocida tras el trágico derrumbe del 22 de marzo de 2012. Fue la encargada de transportar el cemento para la carga del tanque de agua que se derrumbaría provocando la muerte de ocho personas. La extensa manguera utilizada para la descarga del hormigón, en medio de los gritos y la desesperación por el fatal incidente, sutilmente desapareció. La defensa de los imputados, siempre apuntó a mala maniobra en la colocación del cemento en las alturas, que originó que se desplome el encofrado junto a los obreros que la manipulaban. La justicia jamás tomaría ese elemento como probatorio. Y Melmix nunca integraría el lote de inculpados por la tragedia. En aquellos momentos, algunas malas lenguas sostenían que Melli, tenía estrechos vínculos con Juan Carlos Romero, el jeque del transporte público, responsable del poderoso grupo ERSA. Romero era dueño de canteras en Misiones y otras explotaciones similares en Corrientes, las que suministraban las piedras a MELMIX. Ocho años atrás, cuando ocurriría el derrumbe de la calle San Martín al 600, siempre hubo dudas sobre quien era realmente el dueño de la firma hormigonera, ubicada sobre Ruta 12 Km 1034,1. Esta vez, las buenas relaciones con la justicia, no lo salvaron de días de prisión durante el aislamiento preventivo por la emergencia sanitaria por el coronavirus.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Artículos relacionados

2 Comentarios

Close