DestacadasPolitica

La interna radical se traslada a la justicia

El pedido de jubilación del ministro del Superior Tribunal Guillermo Semhan, quien por varios años ostentó la presidencia del cuerpo, trasladó la interna del radicalismo a las estructuras del Poder Judicial. Si bien no se sabe si el otrora jefe jurídico del municipio de Mercedes en tiempos de Ricardo Colombi como intendente, dejará su condición de vocal, crece la idea de aumentar la cantidad de miembros de la Corte provincial. Para algunos, Semhan concretó el trámite para adelantar los tiempos, como alguna vez lo hizo Fernando Niz, años atrás pero fue frenado por su hacedor, José Rodolfo Martínez Llano. Todos saben que el ex militante peronista quiere dedicarse a su familia y descansar.
La idea de buscar jubilarse cuando los magistrados tienen estabilidad laboral eterna, y no acogerse finalmente al beneficio, resulta algo totalmente ilógico, a no ser, que uno se sienta desgastado, entrado en edad, o realmente presionado políticamente.
Bajo el argumento de equilibrar la paridad de género en el máximo órgano judicial de Corrientes, existe un borrador de ampliar en su número al cuerpo, situación que también sucedería en un tiempo no muy lejano en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Algunas magistradas y hasta funcionarias ya fueron tanteadas para subirse al Superior Tribunal de Justicia. Hubo uno que no quiso, y otra que se salió de la vaina, una tercera que lo pensará, todas, luego de ser tanteada por operadores del Poder Ejecutivo.
Actualmente el presidente, Luís Eduardo Rey Vázquez, responde a los “gordos”, fue propuesto por Carlos Vignolo, hoy nuevamente secretario general de la gobernación. Rey Vázquez integró el Departamento Jurídico del municipio capitalino durante la intendencia del Mono. Alejandro Chaín, es un hombre vinculado al Fiscal General Cesar Sotelo, quien lo postuló en tiempos de Colombi Gobernador. Chain fue secretario de Sotelo, cuando integraban la entonces Cámara Penal 2.
Eduardo Panseri, tras algunos escarceos internos, logró su objetivo de la mano de Ricardo Colombi, quien también controla políticamente a Semhan. El mercedeño tiene a la vez incidencia sobre Sotelo, y por osmosis, el ministro santaluceño estaría dentro de su esquema de poder en la justicia. Niz zigzaguea según la orden de Martínez Llano, lo que deja al gobernador Gustavo Valdés sin ninguna preponderancia en el STJ, solo su alianza con los gordos.

LA PUJA ELECTORAL

Asimismo Valdés no lo tiene todo perdido. Existe un detalle, el ituzaingueño controla la cámara electoral (contenciosa administrativa). La jueza María Herminia Puig, es la esposa de Claudio Polich, ministro de obras públicas. Nidia Alicia Billinghurst, su hermana Graciela, está casada con el cuñado de Valdés. María Altabe de Lértora, es la mujer del ingeniero que construyó obras a pedido de Colombi, y fue propuesta por Sotelo. De tres integrantes, el mandatario tendría dos a su favor en la llamada Cámara Radical (Electoral). De crecer la interna en la UCR, los tribunales electorales se tornan los más importantes en la contienda partidaria. La Jueza (electoral) María Eugenia Herrero, como la Fiscal (Electoral) Mónica Espíndola, también serían cercanas al titular del ministerio público (César Sotelo).
La jubilación de Semhan no es un dato menor, como la construcción de un Superior Tribunal mayor en números.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close