DestacadasNacionales

Ex funcionaria de Macri viajó dos años con su familia, a costa de Aerolíneas Argentinas

Una funcionaria colocada en Aerolíneas Argentinas por el gobierno de Mauricio Macri, bajo la gestión de Guillermo Dietrich en Transporte, emitió más de 200 pasajes usados, principalmente, con fines comerciales por su marido agropecuario. Mercedes Martinez Ballesty tuvo, como todo personal de la compañía estatal, un beneficio corporativo para ella y su grupo familiar que debía ser usado con cierta ética.
Martínez Ballesty ingresó a Aerolíneas en 2017 junto a otros trabajadores ex LATAM, entre ellos el hijo del diputado de Cambiemos Eduardo Amadeo, Máximo. La mujer en cuestión se recibió de Administradora de Empresas en la Universidad de San Andrés. En la compañía de bandera se desempeñó como Gerente de Alianzas VIP. Previamente estuvo en LATAM y LAN.
Mercedes estuvo poco más de dos años en Aerolíneas Argentinas y, en ese tiempo, emitió un total de 211 pasajes bajo la modalidad “sublo”. Se trata de un beneficio corporativo que tienen todos los empleados, más su grupo familiar, para emitir pasajes a todos los destinos pagando las tasas, cuando se trata de vacaciones, o sólo el 10% del valor del pasaje.
Llamativamente, la mayor parte de los 211 tickets fueron usados con fines comerciales por su marido, un empresario agropecuario dedicado principalmente al cultivo de soja. En el desagregado de los pasajes pedidos bajo la modalidad “sublo”, se puede ver cómo Martínez Ballesty aprovechó este beneficio y los sacó con la modalidad de porcentaje, o sea pagando sólo el 10% de su valor.
Si bien es un plus que la empresa le da a sus trabajadores, hay un reglamento basado en el Código de Ética que plantea que en ningún caso se podrá hacer un uso “irresponsable o abusivo” de ellos ni “obtener algún rédito económico a través de su utilización”. Este acuerdo también plantea que “no pueden ser vendidos, donados, negociados o cambiados por bienes o servicios”.
Los 211 pasajes sacados por Mercedes MB, figuran a nombre suyo, en menor proporción, de su hijo, su cónyuge en el mayor de los casos, su madre y hermano/a. Corresponden a sus tres años en la empresa: 2017 (desde septiembre)-2018-2019 con destinos nacionales, especialmente. Así, el escándalo se suma a la escandalosa gestión en Transporte de Dietrich.
Se pueden ver viajes de Río Cuarto a Buenos Aires, y viceversa (el destino más recurrente) los doce meses del año pasado, la gran mayoría para su marido. Mismo panorama para todo el 2018 y para septiembre (mes en que entró a la empresa), octubre, noviembre y diciembre de 2017.
También figuran vuelos a Salta, San Carlos de Bariloche, Mar del Plata, Neuquén, Jujuy, Santiago de Chile, San Pablo, Florianópolis y Nueva York. Todos ellos pagando sólo el 10% del valor del pasaje. Son casi ocho tickets por mes durante 28 meses.

Mostrar más

Artículos relacionados

Un comentario

  1. Y por qué motivo afirman que hay algo malo en esto? Si en la empresa le dejaron sacar 8 pasajes al mes se ve que está dentro de lo permitido. No saben que mentira inventar peronchos KK.

Close