DestacadasProvincia

Rector de Escuela desobedece a la Ministra Susana Benítez

Siguen apareciendo designaciones irregulares, ocultamiento de cargos y persecución laboral en la escuela Técnica de Mburucuyá, donde su Rector, desobedeció una resolución ministerial, rubricada por la propia jefa de la cartera educativa, Susana Benítez.
Aseguran que hay ocultamiento de cargos, retención y desaparición de expedientes, designaciones irregulares, incumplimiento de resolución ministerial y atropello del estatuto docente y el código de procedimiento administrativo.
En de febrero del año 2019 una profesora de este establecimiento educativo, descubrió el ocultamiento del puesto de jefe de sección, que desde el año 2017 se creó en esa Escuela Técnica. El rector organizador Jacinto Miguel Chamorro, designó en ese cargo a su hija quien no ejerció la función para la que fue designada y tampoco figuraba en la POF (planta organizacional y funcional) de la institución. Por estas razones y en defensa de sus legítimos derechos dado que reunía las condiciones establecidas en la ley 3723 para desempeñarlo, la docente realiza el reclamo pertinente ante el supervisor técnico, Ángel Horacio Martínez, quien rechazó el reclamo por calificarlo extemporáneo.
El cargo de jefe de sección debe cumplir con la función de organizar el correcto funcionamiento de los talleres de la escuela técnica, pilares fundamentales para la formación de habilidades prácticas para los estudiantes. La actual situación, vulnera los derechos de los alumnos, ya que no cumplimentan las horas cátedras contempladas en el plan de estudios del ciclo básico a causa de las expuestas irregularidades.

MINISTRA BENITEZ

Luego del proceso administrativo por el reclamo, la ministra de Educación, Susana Mariel Benítez, el último 4 de julio resuelve que “correspondería hacer lugar al reclamo efectuado por la agente”, dictando la resolución ministerial 3266/19, la que finalmente se ejecuta parcialmente. La directora de nivel secundario, Práxedes López y el supervisor Martínez, aun habiendo tomado conocimiento de las irregularidades planteadas y refutadas en la resolución ministerial 3266/19: “la asesoría legal aconseja la intervención por parte de ese organismo a través de la supervisión técnica dadas las múltiples irregularidades detectadas, respecto a las faltas, incumplimiento e irregularidades cometidas por la rectoría del establecimiento bajo su jurisdicción con las sanciones previstas en el art 50 del estatuto docente por desconocimiento de un trámite de rigor, confección de planilla de ofrecimiento fraudulenta, según el organismo competente junta de clasificación para la educación técnica agro-técnica y de formación profesional, toda vez el costo que genera a la administración, como así también la propuesta de devolución de lo cobrado por la agente chamorro sin haber prestado servicio alguno, tal como surge de las constancias…”;, increíblemente hacen caso omiso a la contundente Resolución ministerial. Finalmente no se cumple con lo ordenado por la máxima autoridad educativa provincial. La ministra Benítez había dispuesto que la Rectoría tramite la cobertura del cargo vacante, dando la baja del personal designado anti-reglamentariamente dispuesta en igual instrumento legal.
En La segunda propuesta de designación, también aparece como fraudulenta violando lo prescripto en el estatuto del docente. Quedaría en evidencia la connivencia política.
Ante esta nueva situación la agente presenta recurso de revocatoria y formula denuncia de grave irregularidad en la designación de cargo docente. Desde el 4 de julio de 2019 el cargo de jefe de sección en la escuela técnica se encuentra sin cubrir y el reclamo se halla desde el pasado 7 de noviembre en la asesoría legal del Ministerio de Educación sin resolver, obrando en el expediente sobrados elementos jurídicos para disponer la designación de la docente en el cargo reclamado.
Los talleres no funcionan conforme al plan de estudios con un jefe de sección designado irregularmente dos veces, un profesor de herrería que es portero, una auxiliar administrativa que vive en la capital correntina, alumnos que no cumplimentan las horas de formación previstas en sus derechos, docentes perseguidos y amonestados por reclamar sus derechos y tutores en la incertidumbre de que el estado no los protege.
Insólitamente la docente que denunció estas irregularidades fue doblemente sancionada por escrito, denunciada falazmente por amenazas de muerte, limitada a tomar visto de su expediente en la institución e impedida al ascenso laboral desde el año 2017, según lo resuelto en la 3266/19.

Lo primero es la familia

La Escuela Técnica Mburucuyá se encontraría en manos de una familia que oculta cargos y los designa para beneficio propio y de sus aliados políticos.
Rector de 3ra Categoría: el cargo fue creado con la escuela en el año 2013 por resolución ministerial N°603/13, oculto y cubierto por Jacinto Miguel Chamorro hasta al año 2018, ya que inicio los tramites jubilatorios.
La rectora organizadora desde el periodo escolar 2018 y 2019, Laura Alejandra Chamorro, es hija del rector en trámites de jubilación. Asimismo el cargo no existe en la ley 3723. La denominación del cargo surge para periodos acotados, hasta dar lugar a la confección de padrón.
La auxiliar de dirección Gladis Beatriz Giménez, interina desde el 27/02/2014, es esposa del ex intendente Cristián gustavino, cuñada del intendente actual Pablo Guastavino.
Jefe de sección, oculto en la POF, en el plan de estudios, en junta de clasificación, designado a la hija del rector en el año 2017.
Maestro de enseñanza práctica de Herrería desde el 2017 que cumple funciones de portero en la institución.
Horas cátedra designadas por fuera del padrón a familiares.
Cargos en el centro de formación, anexo a la escuela técnica y a cargo de la misma rectoría de cumplimiento parcial, uno de ellos al hijo del rector Jacinto Miguel Chamorro.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close