DestacadasLocales

Miriam Jara aseguró que Lorena Encinas mató a Tichiello

Una de las imputadas por el crimen de Gabriel Tichiello, Miriam Jara, dijo que no mató al Penitenciario en julio de 2018. Declaró ante el Tribunal Oral Penal 1 (TOP 1) y reconoció que en su momento habría sido pareja de la viuda Lorena Encinas. Jara rechazó responder preguntas del tribunal, pero no negó haber participado del sangriento episodio, aunque aclaró que fue la ex esposa quien asesinó Tichiello. Asimismo reconoció haber trasladado el cadáver. “Yo no lo maté. Si la ayude a mover el cuerpo pero yo no lo mate”, aseguró Miriam Jara, quien contó que el día del homicidio estuvo tomando mates con Encinas cuando sorpresivamente llegó Tichiello a la casa que ocupaban en el barrio Pirayuí. Decidió esconderse en un galpón, habida cuenta que tenía mala relación con el agente muerto.
Luego escuchó que Tichiello se quejó por la comida, y la tiró. Entonces –todo según Jara- Encinas pidió a sus hijos que vayan a la casa de un familiar. Tichiello y Encinas subieron al dormitorio. Tras varios minutos, Encinas salió y le dijo a Jara que la acompañe a la pieza donde se encontró con la espeluznante imagen. “Estuve escondida en la casa, escuchando como discutian hasta que luego lo vi muerto”, describió la cómplice.
Jara y Encinas tomaron el cadáver hasta trasladarlo en una combi a un terreno cercano al ingreso del barrio Esperanza. “Limpiamos la sangre con un trapo de piso, limpié el maso con el que  lo asesino, y  me puse un guante para limpiar todo”, relató para detallar que “yo lo agarre de los hombros y ella de los pies. Subimos el cuerpo a la  camioneta como pudimos”.
Después ambas tomaron después un colectivo y, seguramente para despistar, vinieron hasta avenida 3 de Abril para luego retomar (en el mismo transporte) hasta su domicilio. “Cuando dejamos el auto me dijo que lo íbamos a hacer parecer un robo, saco todas las cosas de valor y dio vuelta todo lo que había adentro”, puntualizó Jara.
En la vuelta, ambas abandonaron una campera y unas botas que tenían rastros de sangre. “La frazada con sangre la guardamos en la misma bolsa con la que tapamos su cabeza”.
Todo lo demás es conocido, luego de buscar desesperadamente a Tichiello, cuyo cadáver fue hallado en un utilitario. La próxima audiencia será el 11 de diciembre.

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Close