DestacadasLocales

Jorge Goitia, amo y señor de Corrientes

Desde HOCO S.A. el zar del juego, Jorge Goitia, se apresta a desarrollar en plena costa del Paraná ya casi besando las aguas del río, un lujoso shopping, cuando años atrás pidió y el gobierno le obedeció, que se le prohíba a otro grupo empresarial concretar igual emprendimiento en la Costanera General San Martín.
Goitia, quien no para pocos tiene más poder que el propio gobernador de Corrientes y los jueces del Poder Judicial local (y Federal), desde que inició su derrotero empresarial allá por el año 1991, con la privatización de los Casinos Oficiales en la provincia, se le autorizó todo lo que solicitó, más allá que estas peticiones violen leyes y hasta la propia Constitución correntina. Se le habilitaron en su momento salas de juego en casi todo el territorio provincial sin normas vigentes amparadas irregularmente en acuerdos con fundaciones (ONGs) respaldadas por simples resoluciones del Instituto de Lotería (tiempos del Partido Nuevo), sin que este organismo tenga la potestad legal para hacerlo, cuando por ley solo oficia de fiscalizador de los eventos lúdicos. Después los sucesivos gobiernos radicales, desde la tristemente célebre intervención federal (Mestre y Aguad), con inocultables intereses económicos, le fueron acomodando Decretos a su gusto y paladar. Pero Goitia no solo obtiene lo que quiere, como cuando le cedieron un terreno fiscal frente al Hotel de Turismo para que construya la playa de estacionamiento de sus cinco estrellas, avanzando hasta sobre la Casa Ferro, (Patrimonio Cultural). También tiene el veto que le permite el propio mosaico del poder político.
Cuatro años atrás un grupo de empresarios locales avanzaría en la construcción de un shopping en la zona donde actualmente se ubica el museo Amado Bonpland, anteriormente el zoológico correntino. Se había acordado con el municipio y la provincia. Sin embargo Goitia levantó el teléfono habló con Ricardo Colombi y Carlos Vignolo, y el proyecto como la importante inversión naufragó.
Durante la gestión de Fabián Ríos como intendente de la ciudad, el “negro” como se lo conoce también al zar de la timba, intentó que el Concejo Deliberante le apruebe la construcción de una Torre de más de 20 pisos en la mismísima playa Arazaty, sobre las arenas de la ribera al mejor estilo del balneario de Camboriu o Miami Beach. Tenía el guiño del Ejecutivo Municipal, pero la bancada oficialista del peronismo, bloqueó la increíble iniciativa. Hoy se tomaría revancha.

EL TODOPODEROSO

La semana pasada el concejal oficialista Fabián Nieves daría detalles del pedido de autorización de una empresa privada (de Goitia) para la construcción de un centro comercial en la margen del río de la Costanera Sur (lindante al club Boca Unidos), que sin lugar a dudas taponaría la vista al Paraná, comería gran parte de la playa y violaría los niveles de impacto ambiental, bajo el argumento de potenciar el turismo de una ciudad que ni siquiera tiene una Terminal de ómnibus acorde a las exigencias internacionales.
La razón es simple: la maquinita de cosechar dinero no para. Goitia ya compró y edificó los casinos más importantes en la región del nordeste argentino como en el Paraguay y Uruguay. Y nada lo detiene.
Es el principal Mecenas electoral de Corrientes. En cada campaña pone huevos en todas las canastas, y a esta altura de los acontecimientos, ya le habrá aceitado el motor a casi todo el legislativo municipal. No habrá gobiernos, ni jueces que lo detengan, y el ciudadano común observará azorado como la mitad de la promocionada costanera Sur, tendrá casi el 50% de su recorrido sin vista directa al majestuoso Paraná por decisión del hombre más poderoso de la provincia.

EL ESTACIONAMIENTO

Como dato: la exclusiva parcela (25 de Mayo y Entre Ríos) para estacionamiento que se le cedió tenía destino de venta para proyectar un Hospital Oncológico en Corrientes. No sucedería ni lo uno ni lo otro. La paradoja del destino hizo que una mujer termine donando millones de dólares para que se concrete un emprendimiento similar, pero en Curuzú Cuatiá.
El Hotel de Turismo le fue concesionado irregularmente por 30 años. Hubo planteos judiciales que no prosperaron por fallos amañados que obedecían a lo que dictaba el propio Jorge Goitia en connivencia con el gobierno radical.

Mostrar más

Artículos relacionados

4 Comentarios

  1. Qué exagerado ese “…casi el 50% de su recorrido sin vista directa al majestuoso Paraná”. No llega ni a 25% el total “a cubrir” de esa visual. Cualquiera puede comprobarlo al ver el mapa en su pc o móvil.
    Coincido en repudiar obras que se pasen de intrusivas y ya estorben o perjudiquen lo natural, pero si vamos a poner a andar la máquina de inventarnos cifras irrisorias, al menos hagámoslas un poco máa creíbles.

  2. Por el contrario, viendo tamaño verso hecho, me inclino a favor de la inversión pues es objetivamente cierto que va a generar trabajo y será imán de turistas. Ojalá sea pronto. Aparte dice que incluirá una terraza, y con esa altura dará una vista preciosa.

Close