DestacadasLocales

Audiencia Pública por el Boletazo

En la audiencia pública para lo que sería el futuro boletazo en el transporte urbano de Corrientes algunos de los 23 expositores de los 31 inscriptos, apuntaron a los millonarios subsidios que reciben las empresas desde el Estado nacional y provincial.

En la audiencia pública para lo que sería el futuro boletazo en el transporte urbano de Corrientes algunos de los 23 expositores de los 31 inscriptos, apuntaron a los millonarios subsidios que reciben las empresas desde el Estado nacional y provincial. ERSA la compañía liderada por el Jeque Juan Carlos Romero fue la más castigada en la jornada del lunes en el paraninfo del legislativo municipal.
Durante la audiencia se respetó el tiempo estipulado por la Ordenanza 5345, por lo que todos los participantes hicieron uso de la palabra por un lapso de entre 5 y 10 minutos. Más allá de las severas críticas a la suba del pasaje de colectivo, hubo un clima de respeto.
El referente de Libres del Sur, Gabriel Romero, reclamó los sucesivos incumplimientos de las empresas y la difícil situación económica en la que vive la mayoría de los usuarios. “Un incremento de la tarifa se daría en una ciudad con un 44% de los habitantes que se desenvuelve en la pobreza”, indicó Romero.
Los empresarios encabezados por el poderoso ERSA, solicitan un boleto a $37, mientras que la Municipalidad, busca fijarlo a $30. Ahora la nueva tarifa se evaluará en las comisiones Hacienda, Legislación, Obras y Servicios Públicos, hasta el nuevo llamado a sesión extraordinaria.
El más duro de los expositores fue el titular de Usuarios y Consumidores, Nelson Veas Oyarzo, quien apuntó a que el sector empresarial ha recibido entre Nación, Provincia y Municipio “millonarios subsidios y no han dicho dónde va a parar todo ese dinero”. “¿Cuánto reciben las empresas por boleto cortado?, suma que el usuario paga por adelantado. Ese dato lo estamos pidiendo a Nación”, aseveró para detallar que “son alrededor de 600 millones de pesos que han cobrado en todo el año, están los decretos municipales, provinciales y nacionales”. Asimismo recordó que “existe un fallo judicial” dictado a favor de “un municipio, de una provincia que se puso los pantalones largos porque Ersa cometía los mismos ilícitos que acá y le fueron incautadas las 162 unidades. Esa provincia es Santiago del Estero”.
Veas Oyarzo presentó un informe detallado de todos los incumplimientos cometidos por Ersa, y pidió a todos los concejales que, antes de dar un aumento, “pidan estos datos, que son oficiales, pídanlos a la AFIP que ahí está todo”.
También se atacó a la frecuencia del servicio que no se cumplen, como las garitas que todavía brillan por su ausencia en los barrios correntinos.

AUMENTO INMORAL

Se puso el acento en la concentración monopólica en casi una sola empresa de transporte, que cubre todos los recorridos, y tiene una tarifa única, se hagan 20 cuadras o 6 km. “Hay barrios adonde no ingresan los colectivos, otros donde hay que caminar más de diez cuadras hasta una parada, otros con un sistema de calesitas, y en las barriadas más tradicionales, donde hay servicio, circulan pocos coches reducen su frecuencia los fines de semana y días feriados”, se quejó Hilda Presman de la Comisión de Derechos Humanos, quien tildó de inmoral al pretendido aumento del boleto de colectivos en el contexto de esta grave situación socioeconómica.
Por parte de los empresarios estuvo su representante Javier Harfuch, que, como estaba previsto, defendió la postura de un aumento a $37 de un boleto de colectivo que hoy está a $ 19.

Payes solicitó la suspensión

El Defensor de los Vecinos, Agustín Payes, solicitó “suspender el aumento, hasta contemplar las nuevas medidas “en políticas de subsidios del gobierno nacional entrante”. Presentó un informe técnico basado en un relevamiento presencial, compuesto de 554 encuestas, realizadas a usuarios del servicio de Transporte Público, en paradas clave de la Ciudad, además de los numerosos reclamos recibidos en las oficinas del organismo. “Tanto Resistencia como Formosa, están llevando su boleto a $24, y 25$, que contrasta notoriamente con los 30,98$, que pide el municipio, y los 36,79$ que piden las empresas -CETUC-“, detalló.
Aseveró que el reclamo sobre la frecuencia de las unidades es permanente y la queja que siempre se repite es que “la gente no está en condiciones de soportar otro aumento del boleto, tampoco están dadas las pautas para aplicarlo”. Payes citó las obligaciones incumplidas por la empresa: 100 refugios, la falta de mecanismos de accesibilidad para personas con discapacidad, y carencia de señalética horizontal y vertical en paradas, reclamos muy frecuentes.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close