Locales

Suman a persona hipoacúsica al Poder Judicial

Jose Luis Martelotte se incorporó al Centro de Mediación Judicial. Su ingreso se enmarca en la política de inclusión laboral de personas con discapacidad. Tiene 35 años, un hijo pequeño y vive en las afueras de la ciudad. Fue nombrado como personal de maestranza del Centro Judicial de Mediación, que funciona en la histórica Casa Lagraña de nuestra ciudad. Su incorporación, que se concretó semanas atrás, hace efectiva la política de ingreso de personas con discapacidad al Poder Judicial. José es hipoacúsico desde su nacimiento: usa audífonos en forma permanente. Sus tareas en el Centro Judicial de Mediación son el orden y la limpieza de las oficinas, salas de audiencia y Cámara Gesell, llevar los expedientes que le solicitan, devolverlos a su origen, sacar fotocopias, entre otros. Ingresa a las 6:30 y permanece hasta las 13:30. El joven aseguró haberse sentido “muy bien recibido por sus compañeros y muy contento por la posibilidad de trabajar”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close