Cultura

Sueño Correntino: chamamé para rato

En el marco del ciclo “Retoños”, el Teatro Oficial Juan de Vera recibió al novel grupo Sueño Correntino. A Sala repleta, con emoción aflorando en cada interpretación, fue la conjunción perfecta para una noche inolvidable. Estuvieron sobre el icónico escenario, cinco jóvenes que desafiaron la prueba de fuego de hacer lo que saben frente al público. Entre ellos, Alejo Romero Pasetto, el joven casi niño que desde pequeño y con una constancia admirable “destrenza melodías y aprisiona el viento” con su acordeón y que por momentos parece solo una extensión de sus manos. La velada transcurre con la rapidez de la brevedad de las cosas buenas. No hay tiempo para el respiro. El repertorio no da tregua. En una extraña simbiosis pasan temas clásicos e inéditos y las interpretaciones dejan ver la ductilidad de los músicos que, con naturalidad casi pasmosa, sacan melodías propias de actuaciones de salón o de bailes orilleros. Ese “ava ñée” profundo del correntino parece sobrevolar como duendes en la noche del Vera y la concurrencia se desata en aplausos para premiar a los artistas. Es un deseo y, como afirmó el padre Antonio Rossi -presentador de lujo-, “sigan teniendo la humildad de los grandes”. (Daniel Bruno)

Mostrar más

Artículos relacionados

Close