DestacadasProvincia

Corrientes perdió mil millones en la llamada timba financiera

La provincia habría perdido más de 1.000 millones de pesos, aunque se cree que la cifra sería superior, al invertir mal en la compra de Leliq (Letras de Liquides del Banco Central), una idea que según aseguran, surgió del actual Subsecretario de Hacienda, Patricio Carando. El también propietario de Crédito Azteca, había arribado a la función pública como moroso del Estado Provincial por deudas impositivas, con expedientes judiciales de cobro. Ahora su postura de inversión, le ocasionó un severo daño económico a las arcas correntinas.
El ingreso de los recursos provinciales a la llamada “timba financiera”, ya ocurrió en su momento con la adquisición de Lebacs (títulos de deuda). En ese momento se apostó alrededor de $4.000 millones durante el festival financiero del ya tristemente célebre gobierno de Mauricio Macri, sin tener para esa operación, una cobertura legal, o por lo menos, el aval legislativo para concretarlo. Nunca se supo de donde tomó las partidas para concretar estas operaciones, que le dieron un saldo negativo en la antesala de cancelaciones de pasivos que en 2021, año de elecciones provinciales, alcanzarían a los 8.000 millones. En la órbita de la cartera económica, hoy en manos de Marcelo Rivas Piasentini, otro de los funcionarios radicales considerados de “mendigo a millonario”, tratan de ocultar la mala maniobra ejecutada por Carando, a quien las malas lenguas lo reconocen como el cajero del poder. Como se recuperará ese dinero. Nadie lo sabe.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close