DestacadasPolitica

Camau Espínola está de vuelta

La aparición del senador nacional Carlos Mauricio Espínola en Paso de los Libres junto a Daniel Arroyo en la presentación del Plan Federal Argentina contra el Hambre, provocó una corrida en la interna del peronismo local, donde afloraron las caras largas y el malestar agudo al observar la figura del ex medallista olímpico en los canales de la televisión nacional.
El regreso de Camau, luego que en 2017 empujado por el peronismo federal exprese su célebre y desatinada frase “Cristina ya cumplió un ciclo”, cuando la ex mandataria nacional concentraba el 35% del electorado, puso incomodo a un buen número de dirigentes del PJ local, que solo criticaron por lo bajo y se tuvieron que comer la mandarina con semilla.
En diciembre del año pasado, Carlos Mauricio Espínola, no solo que votó aprobando la designación del polémico Gustavo Fresneda como Juez Federal de Paso de los Libres, sino que defendió su pliego. Su conducta le valió solicitudes de sanción y hasta expulsión del Justicialismo de Corrientes. Pedidos que jamás se trataron y quedaron cajoneados en algún escritorio de una desolada sede partidaria.
Camau está de vuelta, haciendo lo que mejor hizo en su vida: colocarse hacia donde sopla el viento. Eso le valió ganar dos medallas de plata y dos de bronce en cuatro olimpiadas consecutivas. Algo que muy pocos deportistas argentinos lo lograron.
Por más que se enojen algunos, la figura del actual senador nacional, sigue siendo la más taquillera dentro de un peronismo correntino que carece de candidatos potables. Tanto, que el último gran triunfo electoral que consiguió, fue justamente de la mano de Espínola en septiembre de 2009 al alcanzar la intendencia de Corrientes, aprovechando una fractura dentro del radicalismo gobernante. Fue la única felicidad de aquel lejano 1973 cuando Julio Romero lograba la gobernación de Corrientes.
Camau giró rápidamente su Vela, al sentir que la brisa del viento macrista se apagaba completamente. Su tabla de windsurf colocó su proa hacia la meta ganadora de Alberto y Cristina, aunque ahora no muy pocos puedan digerirlo como esos sapos que Perón dijo que a veces hay que tragarlos.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close