Deportes

Prestado en Temperley cerebro en River

Ignacio Fernández el amigo de los jockeys y gran jugador de golf que pasó de prestado en Temperley a cerebro del River de Gallardo

Ignacio Fernández el amigo de los jockeys y gran jugador de golf que pasó de prestado en Temperley a cerebro del River de Gallardo. Con otro gol a Boca en un partido decisivo por la ida de la semifinal de la Copa Libertadores de América, Nacho Fernández viene convirtiéndose en una de las figuras del River ganador de Marcelo Gallardo, con una gran proyección internacional, al punto que un ídolo de los xeneizes, Juan Román Riquelme, sostuvo que se trata del “mejor jugador del fútbol argentino hace mucho tiempo”. Se cumplen exactamente nueve años del debut de Ignacio Martín Fernández (1,82 metro, 67 kilos) en Primera División con la camiseta de Gimnasia y Esgrima La Plata, club en el que se formó en sus divisiones inferiores desde la prenovena. Con su equipo peleando por no descender al Nacional B (no conseguiría el objetivo), Nacho ingresó en el segundo tiempo en el partido que su equipo perdió 2-4 ante Argentinos Juniors con seis goles ya marcados, cuando el DT Pablo Morant decidió que entrara como suplente ese 2 de octubre de 2010, aunque ya había integrado el banco de suplentes con Ángel Cappa y Diego Cocca. No es casualidad que Nacho Fernández sea futbolista. Su bisabuelo materno llegó a ser director técnico interino de Estudiantes en los años cincuenta y su padre Pablo fue un buen enganche –a veces delantero, muy hábil– jugando para el equipo San Agustín, del colegio marianista de la zona, pero como dice irónicamente el crack de River “necesitaba dos pelotas, una para él solo, porque no se la pasaba a nadie”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close