DestacadasLocales

Aplazan juicio por el Caso Dalpozzolo

Martín Ríos, el abogado querellante confirmó que se debió suspender el juicio por el Caso Dalpozzolo, ante la ausencia de una de las principales testigos del caso, la mujer que había sido la víctima del arrebato cuando se trasladaba en moto. “Estimo que está nerviosa con la situación, pero puede solicitar que los imputados salgan y ella emitir su opinión”, dijo el letrado, aunque se sospecha habría sido amenazada. Todo se desprende luego de conocer que otro testigo clave fue amenazado de muerte cuando salía de la audiencia “te vamos a hacer boleta”, le habrían dicho. Por este motivo creen que Irma Correa de 44 años se ausentó del debate “por miedo”. Correa, la testigo central en el juicio, no se presentó a declarar. Sí lo hizo Rodríguez, el albañil que persiguió a los delincuentes. Ahora el juicio pasó al 6 de noviembre, a las 8 de la mañana.
Roxana Dalpozzolo, fue atropellada por dos motochorros en el barrio San Gerónimo, cuando huían de cometer un arrebato, en 2018. Por el hecho están imputados Enzo Gauna y Nahuel Ortiz Verdún.
“A la salida del debate familiares de los imputados habrían amenazado a Rodríguez, esto me lleva a sospechar que la señora Correa pudo haber sido amenazada”, dijo a Radio Sudamericana Ríos para puntualizar que “te vamos a hacer boleta”, fue la frase que habrían utilizado para increparlo al albañil. “Vamos a pedir los resguardos para los testigos y si es necesario vigilancia para la señora Correa”, expresó el letrado.
El hecho ocurrió por AV. Raúl Alfonsín casi Laprida, cuando los delincuentes tras robarle a Correa, huyeron a toda velocidad y a contramano y en la esquina de Laprida y Marechal impactaron contra una moto en la que circulaba Roxana Dalpozzolo y su marido, Cristian Galeano (31). La joven estudiante falleció horas después en el hospital. Tenía una fractura en la base del cráneo y politraumatismos.

Defensa ofreció $5.000

Matías Galeano, quien era pareja de Roxana y la acompañaba el día del fatal episodio, se mostró indignado por la actitud de la defensa de los dos imputados que ofrecieron una insignificante suma como resarcimiento por la muerte de la joven estudiante. “Nadie me va a devolver a Roxana, por más alta que sea la condena. Pero me parece más repugnante el atrevimiento de la defensa, de ofrecer una suma de $5.000 en dos cuotas y trabajo comunitario, por la vida de mi mujer. Nadie me va a devolver a mi mujer, ni a los padres de ella, ni a los hijos de ella”, dijo indignado Galeano para aseverar que “la justicia va a prevalecer y creo que toda la sociedad está a favor de que los delincuentes no salgan más, no entren por una puerta y salgan por otra”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close