DestacadasProvincia

Enfrentamiento entre Argentinos y Paraguayos en Central de Yacyretá

Después de la gran inauguración del paso fronterizo entre Ayolas ( Paraguay) e Ituziangó (Argentina), con la presencia de los mandatarios presidenciales, el director paraguayo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Nicanor Duarte Frutos, confirmó a medios de ese país, que trabajadores argentinos de la empresa privada Cammesa impidieron el acceso de un grupo de técnicos contratados por Paraguay para realizar las tareas de adaptación de la línea de 500 kilovoltios, que le permitirá usar la energía que le corresponde según el tratado sellado entre ambos países.
Finalmente tras las denuncias de obstrucción labora, los directores ejecutivos llegaron a un acuerdo. El argentino Martín Goerling y el paraguayo Nicanor Duarte Frutos, convinieron ayer, esperar un informe técnico antes de avanzar con obras requeridas por Paraguay, luego de una controversia sobre impedimentos para avanzar en la extensión de una línea de 500 kv, que podría afectar el suministro de electricidad hacia la Argentina, informaron fuentes de la compañía.
Actualmente el país vecino no hace un aprovechamiento de 100% de la energía que le corresponde por lo producido en Yacyretá, debido a que no concluyó en tiempo las obras de infraestructura indispensables.
Pretenden instalar una línea de 500 kv, para lo cual desarrollaron un plan de obras con plazos hasta diciembre, pese a que no hubo un diagnóstico sobre el impacto que ese desarrollo tendría sobre el suministro hacia el sistema interconectado argentino.
Leopoldo Melo, director técnico de la EBY, informó también en conversación con ABC Cardinal que no cederá a la intención de los argentinos, que prevén retrasar por al menos dos o tres años los trabajos que Paraguay necesita hacer. “Estamos en situación de mucha tensión, porque puede generarse una situación de violencia entre paraguayos y argentinos (…) Acá es una cuestión de soberanía”, concluyó Melo.

Actitud irresponsable

El ex presidente paraguayo calificó a la empresa Compañía Administradora de Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (Cammesa) de “irresponsable” en su actitud. “No podemos retroceder ni dar un paso atrás”, dijo Duarte Frutos. Los argentinos rechazan los trabajos de los paraguayos porque dicen que supuestamente habrá cortes de energía eléctrica en el lado argentino, porque tuvieron un colapso hace tres meses. “Ellos físicamente, con gente, están rodeando el interruptor varios de ellos, y no podemos realizar el trabajo sin recurrir a la violencia, y no creo que tengamos que recurrir a la violencia. El derecho a la energía es un derecho inalienable. Confío en la razonabilidad de los hermanos argentinos”, indicó Duarte Frutos.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close