Provincia

“El Grooming es el delito de mayor gravedad del siglo XXI”

El presidente de Grooming Argentina Hernán Navarro sostuvo que el acoso sexual a niños, niñas y adolescentes está calificado como delito en Argentina desde 2013

El presidente de Grooming Argentina Hernán Navarro sostuvo que el acoso sexual a niños, niñas y adolescentes está calificado como delito en Argentina desde 2013. Como prevenirlo, la aplicación de denuncias GAPP y el teléfono de atención gratuita fueron las herramientas que dejó a cientos de padres y jóvenes que participaron de la charla que brindó en Goya.
Invitado por la Cámara de Diputados de Corrientes, el presidente de Grooming Argentina Hernán Navarro disertó en Goya ante docentes, estudiantes, legisladores, y tutores, dejando importantes herramientas de prevención de este “delito”, y de ayuda inmediata, como la aplicación gratuita llamada GAPP para denunciar estos casos -que luego pasan a la justicia-, y la línea abierta las 24 hs que es 011-1524811722.
Afirmando que “el Grooming es el delito de mayor gravedad del siglo XXI” sugirió a los docentes y familiares estar alertas ante algunos de estas situaciones: repentino bajo rendimiento escolar, cambios bruscos de humor, ocultamiento del dispositivo informático que usa (celular o tablet), la insistencia para conectarse, entre otros detalles enmarcados en la generalidad de la problemática. También advirtió sobre errores que benefician a los delincuentes informáticos: el hecho de borrar todos los mensajes (ya que así no quedan pruebas) y la acción de padres que se hacen pasar por sus hijos, lo que lleva a que en el juicio se alegue que el diálogo era de mayor a mayor. De esta manera, Navarro, colaboraba en el objetivo de crear “ciudadanos digitales”.

No se reconocen como víctimas

“La información es importante porque los chicos no se reconocen como víctimas”, dijo para hablar de lo que denominó “huérfanos digitales”, es decir sin supervisión de mayores. La edad más vulnerable, es de 10 a 14 años; pero la mayor cantidad de denuncias se registraron en la franja de los 11 y 13 años. El mensaje a los adultos fue: “prohibir no es la solución”, para afirmar que “limitar, imponer pautas, no es invadir la privacidad de nuestros hijos”. “Limite es amor”, sentenció.
Otro de los datos que dejó el disertante es que se estima que la adultez digital llega a los 13 años, lo que no significa que no puedan ser víctimas de intento de trata de persona u abuso sexual.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close