Deportes

El boxeador está “en manos de Dios”

El boxeador argentino se desvaneció mientras leían el fallo tras pelea: está muy grave. Su padre asumió que “la sigue peleando, pero está en manos de Dios”.

El boxeador argentino se desvaneció mientras leían el fallo tras pelea: está muy grave. Su padre asumió que “la sigue peleando, pero está en manos de Dios”. El santafecino Hugo Santillán, de 60 kilos, tiene severo traumatismo de cráneo y debieron darle oxígeno en el ring. Santillán se desvaneció en la noche del sábado cuando escuchaba el fallo de la pelea que empató con el uruguayo Eduardo Abreu y quedó internado en grave estado en un hospital de la ciudad bonaerense de San Nicolás, a causa de un severo traumatismo de cráneo. Santillán de 23 años, oriundo de la localidad de Ceres, no llegó a escuchar completo el veredicto de los jurados, quienes resolvieron dar empate en decisión dividida. Mientras se daba lectura al fallo, Santillán se desmayó y le tuvieron que aplicar oxígeno en el mismo cuadrilátero del gimnasio del club San Nicolás, escenario de la velada. El púgil fue trasladado de inmediato al Hospital San Felipe, donde fue alojado en la sala de terapia intensiva, con “un fuerte traumatismo de cráneo”.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close