Deportes

Atajó un penal con el pecho y murió

Un futbolista de 17 años de una pequeña localidad del norte de la provincia de Santa Fe murió tras desvanecerse luego de recibir un pelotazo en el pecho, al contener un tiro penal, en un encuentro entre equipos de la Liga Regional Norteña

Un futbolista de 17 años de una pequeña localidad del norte de la provincia de Santa Fe murió tras desvanecerse luego de recibir un pelotazo en el pecho, al contener un tiro penal, en un encuentro entre equipos de la Liga Regional Norteña. Voceros policiales confirmaron ayer que Ramón Ismael Coronel, apodado Piki, murió antes de ser ingresado al hospital de la ciudad de Reconquista. El partido se jugaba el martes por la noche en Paraje San Manuel, que pertenece a la comuna de La Sarita, a unos 50 kilómetros de Reconquista. Coronel atajaba en el equipo Unión de Golondrina y el partido, que formaba parte de los festejos patronales de la Virgen de Itatí, se definió por penales tras terminar igualado. En esa circunstancia en la que el chico contuvo un tiro penal, ya que la pelota impactó en su pecho, y luego de emprender el festejo cayó desvanecido al suelo. Testigos del hecho señalaron que no había ambulancia, por lo que vecinos del lugar trasladaron al adolescente hasta el hospital de Reconquista en una camioneta. Al ingresar al nosocomio Coronel presentaba paro cardiorrespiratorio y no fue posible reanimarlo.

Mostrar más

Artículos relacionados

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close